Hace dos semanas que cerca de José Miguel Infante y Eliodoro Yáñez abrió un nuevo restobar: Bravo 951, una casona remodelada donde se sirve comfort food. Así le dicen los dueños a la comida que se prepara rápido y fácil en casa cuando viene gente: hamburguesas contundentes, pan de campo con queso y hot dogs […]

Hace dos semanas que cerca de José Miguel Infante y Eliodoro Yáñez abrió un nuevo restobar: Bravo 951, una casona remodelada donde se sirve comfort food. Así le dicen los dueños a la comida que se prepara rápido y fácil en casa cuando viene gente: hamburguesas contundentes, pan de campo con queso y hot dogs con carne en vez de vienesa.

Adentro hay mesas compartidas, pensadas así para darle un ambiente menos formal al lugar. Hay varias en la terraza, cerca de la cual está también la huerta desde donde se sacan algunos productos para cocinar.

Muy recomendable es la hamburguesa con queso chedar, cebolla en vino tinto, champiñones, salsa de queso azul y brotes verdes ($ 6.000). ¿Para beber? Indudablemente, las jarras. Hay una que trae un ponche de vino con sandía ($ 8.000), muy refrescante. Si quiere irse a la segura, pida la de mojito ($ 9.500).

Atiende de martes a jueves de 6.30 PM a 1.30 AM, jueves y viernes de 6.30 PM a 2 AM y los domingos de 1 PM a 4 PM.