Congreso acaba de sacar nuevo disco —La canción que te debía— y este sábado cerrará el festival de música Fluvial, en Valdivia. Aquí, los datos de su vocalista.

Cómo se entretiene, por Evelyn Briceño

—Naciste en Quilpué. ¿Qué recomiendas de allá?
—“Recorrer el sector de El Retiro, cerca de la estación de trenes, donde está el zoológico y que aún conserva su aire campestre. Ahí hay gente buena, cerros para subir y árboles donde ver lagartijas y arañitas”.

—¿Y en Valparaíso?
—“Allá hay que ir a mirar el mar al Muelle Prat, subirse a un bote y dar una vuelta por la bahía. O ir al Bar Inglés (Cochrane 851, Valpo), muy antiguo, pero hace poco remozado. Hay que comerse una reineta con ensalada chilena y una cañita de vino de la casa”.

—¿A qué músico más o menos nuevo hay que seguirle la pista?
—“A Nano Stern. Me parece honesto en lo que hace y muy talentoso. Es un multiinstrumentista sensible, muy buen compositor y de gran capacidad de actuación arriba de un escenario” (6 de diciembre en el Teatro Caupolicán junto a Illapu).

—¿Dónde comprar regalos navideños ligados a la música?
—“En La Tienda Nacional (Merced 369). Ahí encuentras de todo, desde vinilos hasta libros. Gracias a ese local, de hecho, tengo una colección de música chilena bien surtida. Lo último que compré ahí fue un disco de Inti Illimani de regalo para un amigo”.

—¿Qué libro regalarías este año?
—“Aunque sea un poco autorreferente, el que acaba de lanzar el periodista Rodrigo Pincheira sobre la historia de nuestra banda: Los elementos: voces y asedios al grupo Congreso (en La Tienda Nacional)”.