Si hablamos de conciertos nacionales, dos mujeres apasionadas deslumbraron este año sobre el escenario.

Por:

Ana Tijoux: Roja y Negro

Este fue el año en que se pudo disfrutar de la versión más íntima de Ana Tijoux. Junto a los jazzistas Raimundo Santander y Ramiro Durán, la chilena armó la banda Roja y Negro con la idea de tocar en lugares más íntimos de los habituales y, así, dar rienda suelta a su amor por los ritmos latinoamericanos tradicionales, como el bolero y los valses. Fue en ese formato que se dejó ver a lo largo del 2017 por escenarios como el Municipal de Santiago y el Bar El Clan, interpretando con pasión y cercanía canciones de amor y desamor, como Encadenados y Calaveritas.

Camila Moreno: Pura intensidad

Es poco probable haber quedado indiferente a los intensos shows que dio Camila Moreno este 2017. Arriba del escenario, la autora de Mala Madre se entregó por completo en conciertos en los que no sólo impactó con la fuerza de sus canciones, sino también con la puesta en escena, las luces y los invitados, todos de excepción. En enero, en el Teatro Oriente sumó a Fernando Milagros y Natisú, y en su debut en Blondie, en agosto, a Gepe. El próximo año, en su recital del 25 de mayo en el Caupolicán, promete ser especial también. Antes, eso sí, el próximo jueves 21 tendrá una tocata íntima en el Centro La Planta.

DÓNDE: San Diego 850
HORARIO: Vi. 25 de mayo
PRECIO: Desde $ 5.000.