The New York Times acaba de escoger su libro Quiltras entre lo mejor de 2017. Acá, la escritora recomienda acampar en el sur y leer a Joan Didion y David Mazzucchelli.

Por:
Diciembre 28, 2017

—¿A qué barrio de Santiago ir a pasear?

“Soy muy citadina. Amo el ruido, el movimiento, las noches de verano con gente caminando por la calle hasta tarde. Me encanta tirarme en el pasto, ir en bici a todos lados y caminar por la Alameda tomando helado. Me gustan las ferias, entre más periférica y de barrio, mejor, como la de calle Sebastopol, en San Joaquín”.

—Un destino para ir a descansar.

—“Acampar en cualquier parque nacional del sur. Me carga el mar (salado, frío e incontrolable) y prefiero los lagos (dulces, tranquilos y abordables). He sido muy feliz en Puyehue (Los Lagos) y en Huerquehue (La Araucanía)”.

—¿Filme que toda feminista debería ver?

“Me gustó mucho She’s beautiful when she’s angry, porque muestra la evolución de los cambios de paradigma que originan un movimiento político. Cuenta la historia del feminismo de los 60 en Chicago. Y todo parte como un movimiento estudiantil, del que se separan las mujeres, porque están subrepresentadas”.

—¿Los libros imperdibles de 2017?

“Hay cinco que amé leer: Asterios Polyp, de David Mazzucchelli; El año del pensamiento mágico, de Joan Didion; El verano sin hombres, de Siri Hustvedt; Dicen de mí, de Gabriela Wiener, y Cosas que los nietos deberían saber, de Mark Oliver Everett”.

—¿Y música para inspirarse?

“El descubrimiento semanal de Spotify es una religión. Y si tengo que elegir un disco, me quedo con Mena, de Javiera Mena, gran letrista y compositora. Me encanta esa dicotomía entre melodía feliz y letras tristes”.