Si está de vacaciones a orillas del lago Llanquihue, póngale ojo a lo que recomienda por hacer por ahí la directora artística del teatro del Lago. Tiene buenos datos en Frutillar y sus alrededores.

Por:
Febrero 8, 2018

—El mejor restaurante de Frutillar.

“Aunque sea un poco autorreferente, porque está a un costado del teatro, la Trattoria de Alessandro Guarneri (Av. Phillippi 1000), donde no me pierdo la pizza “Margarita con mozarella de búfala DOP” y un chispeante frizzantino, ese vino blanco italiano”.

—¿Dónde probar repostería memorable?

“En Kuchenladen (Av. Phillippi 1155). Me encanta su ‘torta amor’, que trae mucho manjar y frambuesas”.

—Un paseo que no hay que dejar de hacer.

“Dar la vuelta completa al lago Llanquihue en auto e internarse por el camino que va hacia los Saltos del Petrohué. Es fabuloso, con mucho verde y paisajes escarpados”.

—Libros para acompañar las vacaciones.

“El país donde florece el limonero, de Helena Attlee, un viaje por Italia a través de la historia de sus cítricos. Una joya. También, Sombras sobre Berlín, de Volker Kutscher. No sólo vale la pena leerlo por el crimen que ahí se investiga, sino porque permite ‘visitar’ el Berlín de comienzos del siglo XX. Acaba de abrir una Qué Leo en el teatro, que seguro tendrá esos libros en su catálogo”.

—Teatro que hay que pisar una vez en la vida.

“La Opera de París, una obra de arte en sí misma. Puedo pasar horas mirando el cielo pintado por Marc Chagall en la sala principal, cuyos protagonistas parecen volar. Pese a ser de otra época, más moderno, ese fresco se amalgama perfectamente con el resto de la sala”.

—¿Qué película sobre danza recomiendas?

“La única que logra retratar de verdad el mundo del ballet: Momento de decisión, de Herbert Ross y protagonizada por dos monstruos de la actuación, Shirley MacLaine y Anne Bancroft” (en amazon.com).