Porque siempre hay una serie que podrá llenar tu corazón, escoge alguno de estos títulos y festeja el Día de los Enamorados frente al televisor.

Por: y
Febrero 12, 2018

Hay muchas maneras de pasar San Valentín, el próximo 14 de febrero, pero si busca una sencilla o poco común, puedes echar mano a Netflix, que tiene varias series que giran en torno al amor.

Si quieres evitar los restaurantes repletos y quedarte en casa, llama a tu delivery favorito, pide comida para dos, toma nota de estas cinco series y regálate una maratón de aquellas:

Love

No hay que ser adulto y aburrido para enamorarse o para saber que tenemos ganas de pasar toda la vida con una sóla persona. Love es la historia de jóvenes que buscan coincidir sus hipsterianos estilos de vida con las complejidades del estar enamorado.

Desde que Gus y Mickey se conocieron, se dieron cuenta de que tienen pocas cosas en común, pero hay algo que los unía: ambos pasaban por situaciones emocionales algo complicadas.

En la segunda temporada las cosas entre ambos fueron un poco más rápido y este encuentro casual en una bencinera fue el inicio de algo que ninguno planeó.

Ponte al día rápido, porque la plataforma de streaming anunció el estreno de su tercera temporada para el próximo 9 de marzo.

Easy

Tal como lo dice su nombre, esta serie muestra de manera fácil la vida común y corriente de un grupo de personas que, aunque tienen que lidiar con grandes dramas, si sufren problemas cotidianos con los que cualquiera se puede identificar.

Son 16 capítulos de media hora que no es necesario ver en orden para entenderla, ya que todos los episodios son independientes uno del otro, por eso la trama pasa por las vidas de jóvenes y ya otros de edades más adultas y con hijos.

En Easy todo cabe, desde el drama que vive una pareja de lesbianas que que se replantea cada uno de sus actos, hasta la historia de una pareja con hijos que busca revivir su relación y deciden “abrirla” para que ambos busquen otras experiencias.

Si nunca la has visto, ya tienes una nueva serie para que sea tu San Valentín una fecha más que ocupada con dos temporadas que de seguro te envolverán rápidamente.

Cualquier parecido con la realidad, es sólo coincidencia, no te asustes.

Please like me

La serie parte con Josh (Josh Thomas) y Claire (Caitlin Stasey) terminando su relación de varios años. En esta conversación, que inesperadamente tiene poca emocionalidad, ambos llegan a la conclusión de que finalmente son mejores amigos, que hay poca química y que Josh es gay y no se había dado cuenta.

Y así parte el drama, con Josh asumiendo su nueva etapa y conociendo hombres.

¿El gran problema? Luchar con su forma de ser y su enorme narcisismo. Además de lidiar con los dramas emocionales y psicológicos de su madre, quien intentó quitarse la vida después de años de depresión.

A pesar del drama y de que no tiene ánimo de ser comedia, esta serie siempre tiene momentos graciosos y cómicos.

Escrita y protagonizada por el mismo Josh Thomas, este título ya cuenta con 32 episodios en cuatro temporadas que de seguro te devorarás en poco tiempo.

Lovesick

Esta comedia romántica muestra a tres amigos ingleses que viven juntos y que intentan sobrellevar sus situaciones amorosas sin mezclar la amistad y el amor.

Después de que Dylan (Johnny Flynn) es diagnosticado con clamidia, se ve obligado a contactarse con cada una de las personas con las que tuvo sexo.

Misión compleja pero que decide concretar mientras su mejor amiga, Evie Douglas, (Antonia Thomas) trata de esconder el amor que siente por él, para no arruinar la relación.

El tercer roomie es Luke (Daniel Ings), quien intenta ayudarlos a pesar de que no puede ni manejar responsablemente su propia vida.

Rick and Morty

Sabemos que este especial trata sobre el amor y lo dulce que es celebrarlo este 14 de febrero. Pero también hay quienes no le tienen mucho cariño a este día.

Para ellos, la mejor dosis de anti-amor que podrán conseguir ese día es la que Rick y Morty Sánchez han preparado en sus incontables aventuras por el multiverso.

Ojo, que no se trata de un especial para celebrar este romántico día. Rick and Morty es una de esas series que cualquiera sea el día, le alegrarán la tarde con una prominente cuota de sarcasmo, crítica social y, por sobre todo, anti-amor. Este ya conocido genio y loco inventor, despotrica todo el día en contra de lo cursi que es el amor y subestima tales sentimientos.

¿Un capítulo recomendado? El séptimo de la segunda temporada, que se títula “Problemas con mini-rick”. Ahí Beth y Jerry —los padres de Morty— van a una clínica alienígena para salvar su, hasta ese momento, quebrado matrimonio.

Como es de esperar, las cosas no fluyen como ellos esperaban y desatan una bizarra e irrisoria crisis en un planeta alejado de la tierra.