El miércoles 18 comienza el Festival In-Edit, que exhibirá 32 documentales de música. Su directora de comunicaciones recomienda algunos panoramas.

Por:
Abril 12, 2018

—A qué ponerle atención en este In-Edit 2018.

“Al documental Bloodlight and Bami, que refuerza las impresiones de admiración que uno pueda tener por el atrevimiento y carácter de Grace Jones. Le suma vistazos inesperados a su vida familiar y profesionalismo” (vi. 20, 10 PM, Teatro Oriente).

—¿A qué documental vuelves una y otra vez?

“A Let’s get lost. Las filmaciones que hizo Bruce Weber sobre el jazzista Chet Baker en éste tienen muchas de las cosas que me gustan: fotografía, técnica sentimental y una narración con justos claroscuros”.

—¿Qué banda chilena merece un documental?

Los Blops. Ojalá se hiciera con buen material de archivo de época, suyo y de las bandas que trabajaban ese tipo de rock de sicodelia y raíz. Me aburren los documentales que reconstruyen historias antiguas sólo desde opiniones actuales”.

—Un disco infaltable para este año.

“El encuentro entre tradición mexicana y rock indie del nuevo álbum tributo a José Alfredo Jiménez (Un mundo raro) me parece acertadísimo. Hay grandes cantantes latinoamericanos, acompañados en los instrumentos por Calexico, en una alianza sorpresiva”.

—¿A qué lugar te gusta ir a ver conciertos?

“El teatro de Matucana 100 viene armando una cartelera musical muy diversa, con espacios para tipos de música que no es fácil ver cómodamente en otros lugares de Santiago”.

—Un libro que los melómanos deben buscar.

“Me entretuvo muchísimo En busca de los discos perdidos, de Eric Spitznagel, la crónica demente de un tipo que sale en la búsqueda de los mismos vinilos que alguna vez vendió”.