20 nuevos bares en Santiago que deberías conocer

20 nuevos bares en Santiago que deberías conocer
Foto: Valentina Miranda Vega

¿Quieres refrescar tu ruta bohemia? Anota estas barras, recién abiertas. Son los nuevos bares en Santiago, para todos los gustos y bolsillos.

¿Te aburriste de las barras de siempre? Tranquilo, que hay nuevos bares en Santiago donde ir a compartir con la pareja, los amigos o los compañeros de trabajo, escapando de las acaloradas temperaturas que se vienen.

No importa si prefieres la cerveza, el pisco o los cocteles de autor: cada semanas abren nuevas barras y con ofertas para todos los gustos.

Si quieres renovar tu ruta bohemia, en especial en estos últimos calurosos días de verano que quedan, aquí tienes los nuevos bares en Santiago que de seguro querrás visitar.

Cerros de Chena

Bar Cerros de Chena
Foto: Valentina Miranda Vega.

Si eres cervecero de corazón, puede que te suene el nombre de Cerros de Chena, la cervecería artesanal que nació en San Bernardo hace una década.

Ahora, sus dueños armaron un nuevo proyecto: un bar donde sólo se vendan sus brebajes y que lleva el mismo nombre que el de sus cervezas.

Lo abrieron en septiembre del año pasado en barrio Italia, y destaca porque tiene seis salidas de inolvidables schops.

¿Cuál probar? Todos. Sin embargo, una buena recomendación es, sin duda, su fresca “Rubia Popular”, una cream ale de 4.7°, que es perfecta para la temporada de más calor ($ 3.000 el schop de 500 cc).

En cuanto a su carta de platos, estos son todos para compartir y, al igual que con las cervezas, llevan nombres de lugares icónicos de San Bernardo, entre ellos la calle “Esmeralda”, que acá es una pizza de 30 centímetros de masa delgada que arman con salsa de tomate casero, tomate cherry, cebolla caramelizada, queso azul, albahaca y un toque de oliva ($ 7.900).

The Cat Bar

The Cat Bar
Foto: Valentina Miranda Vega.

¿Un bar donde puedes acariciar gatos mientras tomas una cerveza artesanal? Sí, es real.

The Cat Bar abrió hace algunos meses en la calle Rosal, en Lastarria, y es un espacio pequeño, pero muy entretenido, porque ahí te recibe Lana, una hermosa gata gris que encontrarás en la barra mirando a todos los que entran y salen del local.

Por supuesto que hay juguetes para ellos y figuras de neón que iluminan las paredes con sus características colas.

Además de un patio interior con una especie de laberinto bajo el piso, para que ellos se entretengan tanto como los comensales que llegan a probar su carta con platos preparados por el chef francés Antoine Atuyer y la chilena Abigail Carrasco.

Porfirio

Foto: Valentina Miranda Vega

Porfirio Cantina y Comedor es uno delos nuevos bares que se instalaron en Providencia.

Se trata de una casona de adobe, de las pocas que van quedando en Av. Manuel Montt, bien estilosa, con una gran barra y un segundo piso con terraza.

Ahí, el fuerte de la coctelería es el mezcal, esa maravilla de destilado mexicano que si bien es parecido al tequila -de hecho, provienen de la misma planta, el agave-, se diferencia en aspectos como el proceso de fabricación, que en el caso del  mezcal es 100% artesanal y prácticamente orgánico.

En Porfirio lo puedes probar en versiones como la “Juana sangrienta” ($ 2.700), una michelada con un chorrito de mezcal, o en clásicos reversionados, como el “negroni mezcal”($ 5.700), que además de gin, vermú y campari, tiene un extra de mezcal que queda buenísimo con el toque de naranja.

Rosa Park

Foto: Valentina Miranda Vega

Rosa Park es un restobar que acaba de abrir en Av. Condell, casi al llegar a Sucre y lo que ahí encuentras, son tapas, es decir porciones más pequeñas, cosa de poder probarlo todo.

Entre ellas, la “gitano de carne” ($ 3.500), que es una tostada con un tártaro de filete, mostaza, alcaparra y pickles. O el “Atún batillo” ($ 3.500), que es un tartar de atún, con mango, menta y las tostadas de la casa.

Acompáñalas con alguno de los cocteles de autor, como “Frida” ($ 7.000), que viene en un copón tipo gin tonic, con gin, té verde, mandarina, naranja, pomelo y limones.

Además, tienen una amplia terraza hecha de madera y muebles reciclados, con rampas y baños adecuadas para personas en situación de discapacidad.

Mejor si llevas a tu perro, que hay un menú especial, con opciones que van desde “helados de fruta” ($ 2.500) o de “pollo y carne” ($ 2.500), hasta “galletas” ($ 350 cada una) y “quequitos sin gluten” ($ 1.500).

La Grifería

Fotos: Valentina Miranda Vega

¿Te suena La Grifería? Seguro que si eres un amante de la cerveza artesanal ya conozcas este bar que abrió hace dos años, en La Reina.

Para que no tengas que ir hasta esa comuna, inauguraron un segundo local en Santiago Centro, exactamente en la calle San Ignacio de Loyola, casi al llegar a la Alameda.

Es probable que pase inadvertido desde la calle, pero al entrar te encontrarás con un fresco patio interior y salones súper onderos, perfectos para probar alguna de sus 20 salidas de schop artesanal, elaboradas por pequeños productores nacionales, entre ellas Bundor, Jester, Atrapaniebla y Hasta Pronto.

¿Algunas recomendadas? La Infierno, una que hacen en la casa con dos tipos de cervezas: 70% IPA y 30% Imperial Stout. Es una de tonos oscuros y con 9° bien sabrosos ($ 4.000 los 500 cc).

Intrinsical

Foto: Valentina Miranda Vega

Si de buenas y refrescantes cervezas se trata, entonces tienes que ir a conocer la nueva cervecería Intrinsical, una que abrió en una hermosa casona de dos pisos y patio interior en el barrio Brasil.

Lo mejor ahí es pedir una de sus nueve opciones de schop de la casa, como la “Dark side of the chorito”, una imperial stout de 8,5° y color más oscuro, que preparan con choritos ahumados de Valdivia. Es una delicia que cuesta $ 2.700 la peke (330 cc) y $ 4.000 la big (500 cc).

Si quieres algo más liviano, no dejes de pedir la “¿Y por qué gosé van?”, una de 4,9° que se caracteriza por su sabor a maracuyá y un toque de sal.

Hay varios y sabrosos platos, la mayoría para compartir, que preparan los chefs Matías Bustamante y Belén Olcay.

Uno que sí o sí tienes que probar son sus papas fritas caseras y con doble fritura, para que queden blanditas por dentro y crujientes por fuera.

Nkiru Bar

Foto: Nkiru Bar

Nkiru Bar es un bar que acaba de abrir en el primer piso del recién inaugurado Hotel Director, en el barrio El Golf, pleno sector de oficinas de Santiago.

Un lugar que tiene una estética particular, con murales que homenajean a la cultura hip hop y en las paredes, fotos en gran formato de leyendas del género, como Notorious B.I.G. y Tupac Shakur.

Los mismos que con sus rimas y beats le ponen ritmo a este lugar.

Además, tiene una barra larga, con una buena oferta de cócteles clásicos y otros que llegan en atractiva vajilla, vasos con la forma de la máscara de la Casa de Papel, la popular serie española, o de rinocerontes.

Y la cocina está a cargo de Sergio Barroso, el chef español que trabajó en restaurantes como El Bulli, de Ferran Adrià, y que ha dado que hablar en Santiago con propuestas como 040 y Room 9.

Galpón Italia

Foto: Valentina Miranda Vega

¿Qué de nuevo en barrio Italia? Varias cosas buenas, entre ellas es un bar recién inaugurado y que ya está metiendo ruido.

Te hablamos de Galpón Italia, que abrió en un antiguo taller mecánico de Av. Italia y que ahora está refaccionado como bar.

No dudes en ir a conocerlo, que detrás de su cocina está el chef Luis Aurelio Garay, el mismo que partió en la sanguchería Capicúa y que aquí se luce con preparaciones a la parrilla para compartir.

También hay un escenario en el patio interior, donde se suben bandas emergentes a animar las noches.

El Beer Wall

Foto: Valentina Miranda Vega

El año pasado lo conocimos como La Fulana, pero tras un tiempo cerrado acaba de volver recargado y con nuevo nombre, El Beer Wall.

No te preocupes, que en este bar de Av. Cumming, en el barrio Brasil, se mantiene la atención casera de sus dueños y también los completos mojados, famosos en Talca y que trajeron a Santiago.

Eso sí, ahora tienen más cervezas de barril, de marcas chilenas, y una tentadora carta de preparaciones con carnes ahumadas lentamente y con maderas nobles.

Solo basta que pidas una de sus tablas o sánguches, como el de brisket, y empezarás a salivar.

Bar Spoh

Bar Spoh
Foto: Valentina Miranda Vega

Nuevos bares en Santiago especializados en cerveza artesanal hay varios, pero uno en particular la está llevando hoy en Lastarria.

Es Bar Spoh, el que los dueños de la cervecería Spoh instalaron en la calle Padre Luis de Valdivia, a pasos del cerro Santa Lucía.

Tiene buena ambiente, buena música, y 18 salidas de cervezas de barril, que son las de la casa más algunas invitadas.

Aunque lo mejor es su carta de comida, con platos para compartir y comer con la mano, hechos con productos frescos, cargados de sabor y a precios convenientes.

Gracielo Bar

Foto: Valentina Miranda Vega

Gracielo Bar acaba de abrir en el último piso de una casona ubicada en calle Cirujano Guzmán, pleno Providencia.

Es la misma casa de tres pisos donde estuvo el restaurante Cadaqués y que perteneció Carlos Ibáñez del Campo, militar y político que fue presidente de Chile en 1927 y 1931.

Ahí, encuentras dos propuestas distintas. En el primer y segundo piso está Casa Garla, un restaurante con menú de degustación.

Y en el tecero está el bar, un rooftop con la coctelería de Nina Giaconi, la misma que trabajó antes en Piso Uno ganadora de la última versión del concurso La Coctelera Festival.

Eso, además de una propuesta de carta ideal para compartir, con opciones por menos de $ 3.000.

On Tap

Foto: Valentina Miranda Vega

Justo a la salida del Metro Los Leones, en el paseo General Holley, se instaló este año un bar que es hit en Argentina.

Su nombre es On Tap, el mismo que partió en Buenos Aires y que ahora tiene varios locales repartidos por el país.

Este en Providencia, el primero en Chile, es un local grande, de dos pisos, con harta onda y una generosa selección de cervezas artesanales, que es la especialidad de On Tap.

Tienes que ir hasta la barra para encontrar las cervezas de barril disponibles en el día, 20 variedades que siempre van cambiando y donde se lucen, sobre todo, las cervecerías chilenas.

Apiádate De Mi

Foto: Valentina Miranda Vega

El bar de moda en Providencia es este, ubicado a pasos del Metro Manuel Montt, detrás de la Iglesia de la Divina Providencia.

Es un local pequeño, casi escondido, con terraza y que tiene todo lo que uno le puede pedir a un bar de barrio.

Su especialidad son las cervezas artesanales y por eso ahí encuentras una insuperable selección de marcas chilenas en schop, aunque también hay un par de salidas de sidra y sangría.

Eso sí, se quieres disfrutarlo, debes llegar temprano o tener paciencia, porque está tan en boga que suele llenarse.

Geber Alchemist Bar

Foto: Valentina Miranda Vega

¿Un nuevo bar escondido en Santiago? Lo encontrarás en Borderío, donde abrió hace algunos meses Geber Alchemist Bar.

Tiene que pasar por una pesada puerta de piedra para entrar a este lugar, que se armó al estilo de los speakeasy, los bares clandestinos que proliferaron en Nueva York durante la época de la ley seca.

Aquí, puedes ir a beber cocteles que parecen estar encantados, porque hay algunos que humean, otros que vibran e, incluso, uno palpita. Pura alquimia.

Además, tiene una carta de comida en la que se luce la mano de Ana Magdalena Azura, una joven chef argentina que trabajó con Francis Mallman.

Su tabla “Sinfonía”($ 12.000), por ejemplo, es un verdadero lujo, con preparaciones hechas por hecha, como tocino ahumado; jamón de lomo cocido con un toque picante; paté de panitas con un toque de whisky; piña ahumada; prietas con puré dulce, queso camembert y queso de albahaca.

Lolita Jones

Foto: Valentina Miranda Vega

Este año, en Vitacura abrió sus puertas un nuevo bulevar gastronomíco, la Galería CV, que hoy están en boca de todos.

Eso, porque ahí conviven apuestas gastronómicas de primer nivel, como La Picantería, Etniko, La Brasserie o este Lolita Jones.

Detrás de este bar y restaurante con nombre que parece sacado de un filme cine negro, está una pareja que vivió durante 12 años en Nueva York, ciudad en la que se hicieron cargo de diferentes barras.

La apuesta de Lolita Jones va por lo mexicano, lo que se traduce en tragos de autor con un toque picante y en delicias como unos tacos con chanchito o pulpo.

Körner Beer House

Foto: Valentina Miranda Vega

Quien quiera hacerle el quite a la siempre demandado circuito de Plaza Ñuñoa, puede caminar hasta la nueva estación de Metro Chile-España.

A pasos de la estación se instaló este el Körner Beer House, un bar cervecero con una terraza que da a la calle.

Son más de 50 variedades de cervezas para escoger, ya sea en formato schop o en botella, entre ellas reconocidas marcas chilenas como +56 y la refresncate Tamango.

Para comer hay opciones tentadoras, desde papas rústicas bien golosas, hasta sánguches de esos que necesitas cuando hay mucha hambre.

Birrería La Resistencia

Birrería La Resistencia
Foto: Valentina Miranda Vega.

Los cerveceros de corazón tienen una nueva barra que sumar a su ruta. ¿Cuál? La de la Birrería La Resistencia.

Es un bar que se instaló hace un par de meses en el barrio Yungay, en la calle Maipú, justo al lado del restaurante La Gárgola.

La birra artesanal y bien refrescante es lo que manda ahí, con 11 salidas de schops nacionales y más de 100 variedades en botella.

Para comer hay distintos tipos de ceviches y ensaladas, pero lo que se lleva toda la atención son sus variedades de hamburguesas que prepara el chef Pablo Guzmán.

Étniko

Foto: Etniko

Es cierto, el Étniko es un nombre conocida de la bohemia santiaguina, porque estuvo más de 20 años en el barrio Bellavista, donde se hizo su fama.

Pero ese local cerró y se trasladaron a Vitacura, a la muy de moda galería CV, donde convive con otros bares, como Lolita Jones.

Este nuevo es una versión 2.0 de Étniko, en la que se luce su cocina, de inspiración asiática, con opciones para veganos incluidas.

¿Y su coctelería? Conserva intacto su sello de autor, con algunos de los clásicos que ya estaban en la barra de Bellavista.

Un imperdible en la ruta de nuevos bares en Santiago.

La Cervecería

Foto: Valentina Miranda vega.

Quizás la conozcas por su local original, que está en La Cisterna, donde uno de los bares cerveceros más concurridos de la Gran Avenida.

Pero tienen uno nuevo, con el mismo nombre, en Macul, a minutos de la Av. Quilín.

Ahí se instaló con 11 salidas de cervezas de barril, donde mandan las nacionales, aunque hay también un par extranjeras.

Para comer tienen hamburguesas de 140 gramos y papas fritas caseras, que son el acompañamientos ideal para sus schops.

Dirty Deeds

Foto: Valentina Miranda Vega

Los amantes de la cerveza artesanal tiene un nuevo bar para sumar su ruta, Dirty Deeds.

Es un local que abrió a comienzos de este año en gran casona de dos pisos en calle Constitución, en el corazón del barrio Bellavista.

Tienes harto donde elegir para tomar en este bar, porque cuenta con 26 salidas de schops, con precios que promedian los $ 4.000.

Es una selección variada, donde la mayoría son cervecerías chilenas reconocidas, como Zigurat, Jester, Hasta Pronto, Alameda, Tubinger y Tamango.

Aunque también encuentras algunas de marcas nuevas que recién se están dando a conocer y que vale la pena que pruebes.

Es el caso de Kuhlberg, que se elabora en Puente Alto, y de Ergo, un pequeña cervecería de Buin.

Seguir leyendo