Cristopher Robin, la nueva película y live action de Winnie the Pooh y sus amigos, llega a los cines locales. Está protagonizada por Ewan McGregor.

Por:
Agosto 1, 2018

En su camino por revivir a viejos protagonistas de sus películas, ahora los estudios Disney pusieron nuevamente su mirada en el personaje creado por A.A. Milne y E.H. Shepard en los años 20, que ya había protagonizado cintas animadas como La Película de Tigger y Winnie Pooh y el Pequeño Efelante.

Y en este reencuentro con Pooh y sus amigos, los dibujos son reemplazados por la acción real en una aventura dirigida por Marc Foster (Quantum of Solace, Guerra Mundial Z).

Su relato lleva varios años después del escenario de la novela original, cuando Christopher Robin (Ewan McGregor) ya no es un niño, sino un adulto casado y con una hija que trabaja en la gerencia de una fábrica de maletas.

Pero es su dedicación a ese empleo la que ha llevado a Robin a descuidar a su esposa Evelyn (Hayley Atwell) y a su hija Madeline (Bronte Carmichael), quienes ven con tristeza como un viaje a la casa familiar en la campiña ya no contará con la presencia paterna, porque él tiene que laborar el fin de semana.

De forma paralela, el oso de peluche Winnie the Pooh despierta en su casa en un árbol del Bosque de los Cien Acres para descubrir que sus amigos –Piglet, Ígor, Tigger, Conejo, Rito, Cangu y Buho- han desaparecido.

Sin embargo, el mismo pasadizo por el que el pequeño Christopher llegaba a su encuentro le sirve ahora al oso de juguete para llegar a un parque de Londres y a reencontrarse con su antiguo compañero de juegos, quien ahora es un aproblemado adulto que se ha olvidado de jugar.

En medio de una cuidada ambientación y los buenos efectos digitales que dan vida a los juguetes y animales que son parte del relato, la cinta ofrece una película para ver en familia que, aunque recalca nuevamente los valores más tradicionales de las películas para todo espectador con el sello Disney -como la familia y el compañerismo-, permite disfrutar de un relato amable que no olvida las cuotas necesarias de humor.

DIRECTOR: Marc Forster
PROTAGONISTAS: Ewan McGregor, Hayley Atwell, Bronte Carmichael, Mark Gatiss
CALIFICACIÓN: Para todo espectador