Sonic: La Película: Con espíritu de videojuego

Por

Sonic: La Película: Con espíritu de videojuego
Imagen promocional

El debutante director Jeff Fowler fue el encargado de llevar a la pantalla grande al famoso y veloz erizo de los videojuegos de Sega, en una película que será disfrutada por sus fanáticos.

Hace algunos años y para salvar su vida, el pequeño Sonic dejó su mundo -el Green Hills del primer nivel del videojuego– a través de un anillo-portal. Desde ese momento, y como un guiño a su lugar de origen, el extraterrestre hizo del estadounidense pueblo de Green Hills su hogar.

A lo largo de los años, y gracias a su súper velocidad, el azulado erizo ha burlado las miradas de los lugareños -a excepción de uno que lo vio, pero fue catalogado de loco al comentar su descubrimiento-, mientras espía sus actividades, tanto hogareñas, laborales como deportivas.

Entre quienes él más “conoce” se cuentan el sheriff Tom Wachowski (James Marsden) y su esposa, la veterinaria Maddie (Tika Sumpter). Y es precisamente el primero de ellos, a quien Sonic ha bautizado Lord Donas -por su gusto por este pastelillo-,  el que se convierte en su principal aliado.

Esto luego de que Sonic provoca con su cuerpo una fuerte descarga de energía y el gobierno encomienda al Dr. Robotnik (Jim Carrey), un inteligente pero desquiciado científico, encontrar el origen de la “falla” que dejó sin electricidad a un gran sector de Estados Unidos.

Así, luego de que Tom cruza su vida con la de Sonic, y lo salva de las manos de Robotnik, el veloz erizo y el bienintencionado policía emprenden un viaje por la carretera. Un recorrido para llegar a San Francisco -ciudad en que se encuentran lo anillos que le permitirán a Sonic viajar a otro mundo-, durante el cual siempre tendrán tras ellos al científico y sus mortales máquinas.

De la consola a la pantalla grande

El debutante Jeff Fowler es quien está tras la dirección de Sonic: La Película, el primer largometraje centrado en el personaje de Sega, que llegó al mundo de los videojuegos a inicios de los 90 y se convirtió en una de los más exitosas figuras de ese mundo digital.

Una llegada a la pantalla que tuvo su primer y abortado intento en 2013, cuando Sony Pictures Entertainment adquirió los derechos del juego para hacer una película. No sería hasta 2017, y la compra de sus derechos por parte de Columbia Pictures, que se inició la producción de la cinta.

Sin embargo, habría otra obstrucción en este camino: el rechazo a la primera versión digital de Sonic que el público conoció en un avance de la película a fines de 2018. Esto obligó a Fowler y su equipo a rediseñar al erizo y hacerlo más parecido a su imagen clásica.

Y tras los obstáculos, finalmente esta semana llega a las salas del mundo el largometraje de Sonic, que cumple tanto con las expectativas sobre su apariencia como también con su alocada personalidad. Además de revivir su clásico enfrentamiento con Robotnik, también conocido como Dr. Eggman.

Una correcta versión fílmica que sin lugar a dudas será disfrutada por los fanáticos del personaje y sus aventuras, ya sean grandes o pequeños, pero que puede no entretener del mismo modo a aquellos no familiarizados con el videojuego.

DIRECCIÓN: Jeff Fowler

PROTAGONISTAS: James Marsden, Jim Carrey, Neal McDonough, Tika Sumpter, Adam Pally

GÉNERO: Aventura/Comedia

CALIFICACIÓN: Para todo espectador

Seguir leyendo