Las empanadas 100% artesanales que conquistan el barrio Yungay

Las empanadas 100% artesanales que conquistan el barrio Yungay
Foto: Carolina Vargas

Estas Fiestas Patrias, aprovecha de pedir las empanadas La Chipriota. Son tan sabrosas, que querrás probarlas una y otra vez.

Te darán ganas de probar las empanadas La Chipriota, las mismas que están conquistando el paladar de los santiaguinos más sibaritas.

No las encontrarás en el ranking de las mejores, elaborado por el Círculo de Cronistas Gastronómicos, porque las elabora sólo en septiembre

La primera vez que los santiagunos las pudieron probar fue en 2016, poco después de que Myrto Paschalidou -la cocinera autodidacta más conocida como La Chipriota- llegara a Chile desde su natal Chipre.

Fue ahí que conquistó por primera vez con su versión de las empanadas de pino 100% artesanales, que son tan buenas como las chilenas.

También, con su opción veggie, una receta tradicional chipriota llamada spanakópita, que Myrto convirtió en una empanada rellena de espinaca, puerro, queso feta y queso de cabra, tan rica que nunca olvidarás su sabor.

Ahora estas dos variedades de empanadas vuelven a estar disponibles para las Fiestas Patrias 2018.

Eso sí, se venden sólo por encargo. Haz tu pedido, que disfrutarás de una de las mejores empanadas de Santiago.

Cada una cuesta $ 1.800, con un pedido mínimo de seis.

También las puedes pedir congeladas, para hornear en casa, a $ 10.200 la bandeja de seis.

Las reservas se pueden hacer de tres maneras: al WhatsApp +56966431515, al mail info.lachipriota@gmail.com y por redes sociales a @lachipriota

Las entregas las hace en su casa del barrio Yungay.

Hechas a mano

Lo mejor de las empanadas La Chipriota es que Myrto las hace 100% a mano y sólo con ingredientes de buena calidad.

Para amasar, por ejemplo, usa sus manos y no una máquina, como lo hacen las grandes fábricas de empanadas.

Además, la masa no lleva nada de grasa ni manteca, sino aceite de oliva y de maravilla, lo que le da crocancia y un rico aroma. Es una masa esponjosa, de color dorado, tan rica que te comerás hasta los “cachitos”.

El relleno de la de pino tiene posta negra picada, cocinada con ají y con un ingrediente secreto mediterráneo.

La veggie, en tanto, de espinaca, puerro y quesos blancos, dejará felices incluso a los carnívoros.

Y si extrañas las famosas cenas escondidas de La Chipriota, estarán de vuelta en octubre con su festín de sabores mediterráneos.

Fotos: Carolina Vargas

 

Seguir leyendo