Niño Gordo: La parrilla asiática que conquista Buenos Aires

Niño Gordo: La parrilla asiática que conquista  Buenos Aires
Foto por Pablo Silva

En el barrio Palermo de Buenos Aires está Niño Gordo, el restaurante y bar que conquista paladares con su parrilla asiática y a Instagram por su estética.

Niño Gordo es el restaurante del que todos hablan en Buenos Aires.

Abrió a fines de 2017 en el barrio Palermo, y rápidamente se convirtió en todo un éxito. Primero por redes sociales, porque varios días antes de que abrieran sus puertas ya tenían más de 3.000 seguidores en Instagram.

Y es que lo primero que llama la atención al entrar al Niño Gordo es su estilo oriental, como salido de una película de samurais, que lo transformó en un imán para instagramers.

En el techo hay más de 100 lámparas chinas pequeñas que iluminan el lugar con una tenue luz roja y las paredes están cubiertas por un papel mural que lleva la cara de un niño obeso con rasgos orientales.

Lo mejor del lugar está doblando a la izquierda del primer comedor: la barra –adornada por figuritas de animés como Doraemon y Dragon Ball– donde te puedes sentar en primera fila para presenciar el espectáculo que ocurre en la cocina.

La carta

Niño Gordo

En el Niño Gordo se come comida asiática, o más bien, parrilla asiática. Por eso sus dueños viajaron a Japón, Tailandia, Vietnam, China, Corea y Taiwán para probar y aprender más sobre los sabores de este continente.

Su carta, que hoy saca adelante el chef de 25 años Federico Nudelman, está dividida en dos: raciones para uno (que no superan los $ 295) y para compartir (que rondean los $ 440).

Hay que probar los langostinos con panceta, coliflor y coco ($ 295), uno de los más pedidos. Las mollejas ($ 295) también son tentadoras. Las preparan con ají, miso, choclo, akusai (que es como un repollo, pero más pequeño) y un toque de cilantro.

Hay que decir que la parrilla está bien lograda, los ingredientes absorben muy bien el sabor ahumado del fuego, y el equilibrio de sabores funciona a la perfección.

También tienen opciones para vegetarianos, como el “Pack Choy”, que lleva kale, repollo y took. Es una dosis de sabor ideal para seguir con el postre.

Uno imperdible es el “choco” ($ 160), que lleva una bolita de chocolate negro con wasabi y togarashi, que es un poco picante y dulce a la vez, y otra de chocolate blanco con katsobushi, de dulzura profunda.

El Bar

Niño Gordo

La barra también tiene un encanto único. Los vasos tienen formas tiki (como el de panda en la foto de arriba) y los cocteles, todos pensados por Mario Taka Taka Montes, tienen sabores tan interesantes como sus nombres.

Uno de los más pedidos es el fresco “Genma Saotome” ($ 180), que lleva tequila, maracuyá, ají amarillo ahumado, syrup y fruta de dragón deshidratada. Todo adornado por figuras de fruta caramelizadas.

Para conseguir una mesa tienes que reservar llamando al teléfono de la ficha (ver abajo). Cada noche atiende dos turnos: uno a las 8.30 PM y otro a las 10.3o PM.

HORARIO: Martes a domingo, 8 PM a 12 AM.

Niño Gordo

Niño Gordo

Dirección

Thames 1810
Buenos Aires, Buenos Aires Argentina

Abrir en Google Maps

Teléfono

+541121295028

Website

http://www.instagram.com/xniniogordox

Horario

Martes a domingo, 8 PM a 12 AM.

Con Reserva

Las fotos son de @psilten

Seguir leyendo