El nuevo menú de almuezo de Sarita Colonia incluye sour por cuenta de la casa

El nuevo menú de almuezo de Sarita Colonia incluye sour por cuenta de la casa
Foto: Sarita Colonia

Sarita Colonia, el bar y restaurante que se toma las noches en Recoleta, acaba de inaugurar un menú de almuerzo con sour a cuenta de la casa.

¡Sarita Colonia hace milagros! Eso dice en el colorido cartel que encuentras fuera de este bar y restaurante de calle Loreto, en el barrio Bellavista.

El mismo que se toma la noche con su estética kitsch, intensa, atrevida y juguetona, con lámparas de lágrimas y una terraza en la azotea con carta propia.

¿Aún no vas? Esta es tu oportunidad, porque Sarita Colonia acaba de inaugurar un menú de almuerzo.

A cargo está Juan Andrés García, el chef peruano que en 2012 ganó el Rocoto de Oro, premio al Mejor Joven Cocinero del año en Mistura, la más famosa de Perú.

Se trata de un menú de $ 12.990, que incluye entrada, fondo, postre y un sour o copa de espumante a cuenta de la casa. ¡Vamos por ese brindis!

El menú milagroso de Sarita Colonia

En Sarita Colonia, los platos del menú de almuerzo cambian a diario, con opciones como una entrada de “ceviche” tradicional, un fondo de arroz norteño con mariscos al pil pil, bien sabroso, y de postre una crema volteada.

O unas papas chilotas a la huancaína de entrada, con un fondo de ají de gallina.

Es cocina travesti, coqueta, que mezcla y se inspira en las cocinas de Sudamérica y Asia por ejemplo.

Y ojo, que ahora Sarita Colina también abre al almuerzo los sábados y domingos, claro que a la carta.

¿Un imperdible? Los “ñoquis con filete” al chimichurri oriental ($ 14.900)  o los “ostiones mulatos” ($13.900), con una leche de tigre en tinta de calamar y ají “pipí de mono”, que pica.

Sarita Colonia almuerzos

Sarita Colonia almuerzos

Dirección

Loreto 40
Santiago, Región Metropolitana Chile

Abrir en Google Maps

Teléfono

228813937

Website

https://saritacoloniarestoran.cl/

Horario

Mi. a sa., 1 PM a 4 PM y 8 PM a 12 AM Do., 12 PM a 5 PM

Estacionamiento

Por calles aledañas, con propina

Seguir leyendo