La periodista de Teletrece AM y conductora del programa Hola y adiós (Canal 13) sabe cómo sacarles provecho a lugares comunes y a otros menos conocidos.

Por:
Diciembre 14, 2017

—¿Un restaurante para golosear el finde?

Café San Juan (Av. Bilbao 765). Pido un trago de mote con huesillos y, después, ‘bruschetas de salmón marinado’, increíbles, y otras de lengua. Impresionantes. Me encanta su onda, los chiquillos que atienden y el dueño, siempre dispuesto a la buena conversa”.

—¿Un aeropuerto entretenido?

“Amo el de Lima. De arquitectura y artesanía, cero, pero de chocotejas, piscos, alfajores y demases, muuuucho”.

—Un destino para las vacaciones.

Sudáfrica, donde grandes y chicos lo pasamos excelente. Estar en tu auto durante días paseando por un parque, como el Kruger, sin guía y con el suspenso de lo que te vas a encontrar, es maravilloso. No hay que ir en tour ni a grandes hoteles, porque el sistema de parques nacionales y albergues de allá es buenísimo. Con mi familia extendida hicimos este y otros muchos viajes; deberíamos poner una agencia de viajes, porque ya tenemos la fórmula para no pelear”.

—¿Dónde ir a comprar regalos navideños?

“El año pasado me fui al pueblito de Cáhuil (VI Región) y volví cargada de platos, ollas y fuentes de greda preciosos que venden en la feria artesanal del lugar, cerca de la laguna. Evité ir a un mall y compré chileno, que es muy importante”.

—¿Disco para desconectarse a fin de año?

“Los de dos mellizas francesas de madre cubana que se llaman Ibeyi. El dato es de mi hermana que vive en Francia, con música bien indie” (en vivo el 6 de feb. en el Teatro Nescafé de las Artes).