10 canciones que convirtieron a Kendrick Lamar en un clásico del siglo XXI

10 canciones que convirtieron a Kendrick Lamar en un clásico del siglo XXI

Una selección con lo más emblemático de Kendrick Lamar, el influyente rapero de Los Angeles y uno de los headliners de Lollapalooza 2019.

Con apenas 31 años y cuatro discos a cuestas, el rapero estadounidense Kendrick Lamar está convertido ya en un especie de clásico del siglo XXI.

Tan influyente es, que este año le entregaron el Premio Pulitzer a la música, un galardón que, hasta entonces, sólo habían recibido artistas clásicos y de jazz.

En 2016, incluso, tocó en la Casa Blanca para la familia Obama, durante la celebración del Día de la Independencia.

Con esas credenciales debutará en Chile en marzo próximo este músico de Los Angeles, que llegará como uno de los cabezas de cartel de Lollapalooza Chile 2019.

Si todavía no conoces el trabajo de Kendrick Kamar, aquí tienes 10 de sus canciones más emblemáticas para adentrarte en su mundo.

HUMBLE.

El primer sencillo de DAMN. (2017) marcó un hito para Kendrick Lamar, al convertirse en su primer número 1 en el Billboard Hot 100. Al fin su éxito comercial estaba a la par con su aclamación crítica.

En el video del single, Lamar aparece vestido de Papa católico y rapea sobre las redes sociales y los estándares de belleza. Este ganó el Grammy al Mejor video en 2018, además de otros dos premios.

Alright

La importancia de Alright, la canción más optimista de su aclamado álbum To Pimp a Butterfly (2015), trasciende la música. Se convirtió en el himno de Black Lives Matter, el movimiento contra la brutalidad policial y racista en EE.UU., después de que miles de protestantes la cantaran en varias ocasiones.

Además, Alright se llevó dos merecidos premios Grammy en 2016.

Poetic Justice

Esta canción toma prestado el título de la película Poetic Justice, protagonizada por Janet Jackson en 1993. También usa un sample de la canción Any time, any place de la misma cantante, cuya voz arma un ambiente tranquilo que contrasta con los versos de Drake, el artista invitado.

Aparece en su álbum Good Kid, M.A.A.D City (2012), el primero que lanzó bajo una compañía discográfica.

Untitled 07 – 2014 – 2016

En 2016, Kendrick juntó los demos no publicados y sin nombre que grabó entre 2014 y 2016, en su álbum Untitled unmastered. Entre ellos se destacó el séptimo demo, también conocido como Levitate, una canción de hip hop experimental de más de ocho minutos de duración.

A pesar de eso, consiguió entrar en el Hot 100 de Billboard sin ningún tipo de promoción.

A.D.H.D.

Esta canción es parte del debut de Lamar, Section.80 (2011), un álbum conceptual sobre la vida de quienes nacieron en los 80s. A.D.H.D. habla sin complejos sobre el consumo de drogas, específicamente de medicamentos para el déficit atencional.

Por algo el magazine de cultura pop Complex lo nombró uno de los mejores temas del año, destacando la forma en que captura el estado anímico de la juventud actual.

LOYALTY.

El segundo sencillo de DAMN. (2018) se considera el trabajo de Kendrick más amigable con el público general y la radio pop: una canción con toques de funk, que vienen de un sample de 24K Magic de Bruno Mars.

Es su primera colaboración de estudio con Rihanna, con la que ganaron el premio Grammy a Mejor interpretación rap/cantada en 2018.

The Blacker the Berry

Esta canción generó polémica cuando se lanzó en 2015 y es recordada como una de las mayores controversias de su carrera. A pesar de que los críticos destacaron su forma de tratar el racismo y celebrar la herencia afroamericana, también fue duramente cuestionada por criticar a su comunidad.

Kendrick Lamar tocó The Blacker the Berry en los premios Grammy del 2016, presentación en la que apareció atado con cadenas.

i

Esta canción, que habla sobre el amor propio, no hace referencia al “yo” en inglés, sino que a un vocablo africano relacionado orgullo. Tiene dos versiones: una en el sencillo y otra en To Pimp a Buttlerfly (2014). Esta última está grabada en vivo e incluye una discusión del público.

Ganó dos premios Grammy en 2015 y fue escogida la segunda mejor canción del año por Billboard.

DNA

DNA es una de las canciones más representativas de DAMN. (2017) y es considerada un resumen del álbum. De acuerdo a Vice, es la muestra más virtuosa del disco.

Aquí, Kendrick Lamar se compara a sí mismo con Jesús y rapea sobre su identidad y la composición de su ADN: realeza, ambición, poder, dolor, riqueza. Incluye un sample de audio de Fox News, que habla sobre el daño que ha provocado por el hip hop en comparación al racismo.

King’s Dead

Kendrick Lamar fue el encargado de la curatoría y composición del soundtrack de Black Panther, la película de Marvel ambientada en un país africano ficticio.

En King’s Dead colaboró con Jay Rock, Future y James Blake, para dar forma a esta canción con que cerró su recordada presentación en los Grammy 2018, esa donde sus bailarines fingieron morir disparados mientras Kendrick rapeaba el último verso.

Seguir leyendo