Los mejores panoramas al aire libre para disfrutar de la naturaleza en Santiago

Los mejores panoramas al aire libre para disfrutar de la naturaleza en Santiago
Foto: Fundación San Carlos de Maipo

Varios son los panoramas al aire libre que puedes hacer en Santiago estos meses y acá te contamos de algunos de ellos. Van desde recorridos por humedales hasta parques en medio de la ciudad.

Parque Nacional Río Clarillo

Foto: Valentina Miranda Vega

38 años tardó la reserva Río Clarillo en alcanzar la categoría de Parque Nacional. La logró recién en 2020, cuando se anunció que este pulmón verde ubicado en la comuna de Pirque se transformaría en el primero con ese título en la región Metropolitana.

Un triunfo que los guías y encargados de Conaf, celebraron abriendo las puertas de este antiguo fundo, para que los senderistas lo recorrieran, siempre cumpliendo con los aforos diarios que se determinaron: 100 personas durante la semana y 150 los fines de semana (están en fase 3).

Es un sector de 13.185 hectáreas nombrado como tal por la transparencia del río que lo cruza, uno que se alimenta del deshielo de la montaña y de napas subterráneas, y que permite la mantención de bosque esclerófilo, ese con árboles de hojas duras para mantener la humedad, como el quillay, el peumo o el litre.

Mapocho asombroso

Foto: Mapocho vivo

¿Sabías que a lo largo del río Mapocho viven 120 especies nativas de flora y fauna? Una riqueza natural que muchos desconocen y que puedes descubrir los recorridos gratuitos que organiza la ONG Mapocho vivo junto a la Municipalidad de Vitacura.

Se realizan todas las semanas en un tramo que se accede bajo el puente de Lo Curro y desde ahí van contando la historia del río y mostrando la flora y fauna que ahí vive.

Ahí, apreciarás la riqueza natural que hay en este tramo, con especies de flora nativa como romerillo, paico, culén y natre, que además se usan en la cocina o como hierbas medicinales.

Si tienes suerte verás también a aves como la garza cuca, que se ha avistado en este sector. Y si no aparece, la conocerás a través de fotos que te mostrarán.

Parque Quilapilún

Foto: Valentina Miranda Vega

Existe hace casi 10 años, pero no mucha gente sabe del Parque Quilapilún, un hermoso jardín botánico que está en Colina (a sólo 40 minutos de Santiago Centro) y que tiene una gracia muy particular: ahí la protagonista es la flora endémica de la Región Metropolitana.

La entrada es gratis y ahí puedes hacer recorridos autoguiados -y guiados también- para conocer los árboles, arbustos y matorrales que son propios de esta zona de clima mediterráneo.

Son más de 200 especies de flora nativa y endémica, las que se dividen en cuatro ecosistemas vegetales: matorral esclerófilo (de hojas pequeñas y duras), matorral espinoso, bosque espinoso y bosque esclerófilo, y entre las que están el boldo, el litre, el maitén, el molle, el quillay, el algarrobo, el espino, la añañuca y la palma, que están repartidos por sus 4,5 hectáreas.

También hay una zona de picnic, donde no se pueden hacer asados, pero sí disfrutar una merienda fría, juegos para los niños y hasta puedes ir con mascotas.

Aprovecha de sumarte también a los recorridos guiados que hacen todos los días y a los talleres ambientales que se imparten los sábados, todos sin costo.

Humedal Batuco

Foto: Valentina Miranda Vega

El humedal de Batuco es uno de los más importantes de la Región Metropolitana. Está ubicado en el norponiente de la comuna de Lampa, en la localidad de Batuco, y rodeado por la cordillera de la Costa y bosques de espinos.

De hecho, en medio de este paisaje se abre una laguna de 40 cm. de profundidad donde pasa cerca de un tercio de las aves de Chile. Y no sólo eso, ahí entre totoras y juncos anida un 7% del pato rinconero, uno natural de América del Sur.

Pertenece a la Fundación San Carlos de Maipo, que en 2016 compró las 300 hectáreas del espejo de agua, para recuperar este terreno que, hasta ese momento, estaba convertido en un semibasural.

Desde ese año a la fecha, este importante espacio que busca ser reconocido como Santuario de la Naturaleza, ha cambiado completamente. Ahora tiene 480 metros de pasarelas con tres miradores -con dispensador de alcohol gel-, donde puedes hacer observación gratis (no tiene cobro de entradas), y con aforo de 15 personas simultáneas.

Ahí mismo encuentras información de las aves que posan sobre su agua dulce, como el Pato Cuchara, que tiene un pico con forma ovalada, que lo ayuda a filtrar los vegetales e invertebrados de los que se alimenta, o el Perrito, un ave acuática de manchas negras y patas largas que emite un trino muy similar al ladrido de un perro pequeño.

Parque Quebrada de Macul

Quebrada de Macul
Foto: Instagram Parque Quebrada de Macul

Si de biodiversidad se trata, uno de los favoritos para conocer la flora y fauna de la Región Metropolitana es el Parque Quebrada de Macul.

Tiene más de 2.400 hectáreas que, desde comienzos de octubre, se pueden ir a recorrer a través de sus senderos que se insertan en la precordillera. por ahora abre de martes a viernes y con un aforo limitado.

En este pulmón verde que es parte de la Asociación Parque Cordillera y administrado directamente por la Municipalidad de Peñalolén, puedes ir a pasear o ejercitarte por sus caminos repletos de bosques, riachuelos y caídas de agua.

Además, ahí te podrás encontrar con más de algún zorro culpeo y la turca, que podrás ver entre los clásicos litres y peumos, parte de la vegetación de clima mediterráneo de la zona central.

¿Otra razón para visitarlo? Que la entrada es gratuita.

Parque Cerro Calán

Foto: Parque Cerro Calán

El Cerro Calán es conocido porque ahí se ubica desde 1954 el Observatorio Astronómico Nacional, que pertenece a la Universidad de Chile, al igual que las 52 hectáreas de este cerro isla de Las Condes.

Por lo mismo estuvo cerrado al público durante más de 60 años hasta ahora, que se creó ahí un nuevo parque gratuito, el Parque Cerro Calán, el que ya se puede visitar gracias a la implementación de su primera etapa, la que se emplaza en las laderas del cerro.

Se trata de un sendero de dos kilómetros en total, que da la vuelta completa al cerro, con una pendiente leve, muy parecido el Paseo Metropolitano del cerro San Cristóbal. Por eso es ideal para ir en familia, ya sea para correr, andar en bici o simplemente pasear con las mascotas.

Además, en el trayecto te encontrás con cuatro miradores que sacan provecho de los 134 metros de altura del cerro y que luce increíble vistas de Santiago y su geografía.

Humedal El Trapiche

Foto: Valentina Miranda Vega.

No sólo aves es lo que encontrarás en el humedal El Trapiche, ahí también podrás observar el coipo, uno de los roedores nativos más importantes de América del Sur, o la endémica rana chilena, conocida porque puede vivir hasta 20 años y alcanzar los 30 centímetros.

Hasta hace un tiempo este importante pulmón natural regado con napas subterráneas, estaba tapado de basura. Sin embargo, la municipalidad de Peñaflor comenzó un proceso de recuperación.

Está dentro del recién remozado Parque El Trapiche, y tienes que seguir el sendero Malloco, el mismo que cruza la comunidad indígena que habita en el lugar. Desde ahí podrás seguir hasta el mirador Caramapu, desde donde podrás hacer observación de garzas grandes, Siete colores, y pato Real, entre otros.

Parque Metropolitano

Parque Metropolitano
Foto: Valentina Miranda.

Hasta el hermoso y popular Parque Metropolitano, puedes ir a caminar, pedalear o trotar. Es que el pulmón verde más importante de Santiago es el lugar ideal para pasear al aire libre.

En sus más de 700 hectéreas tiene una lista de larga de atractivos, com el Zoológico Nacional, el Parque Aventura, el Teleférico y el cerro El Carbón, entre varios otros.

También podrás subir hasta el sector de Tupahue y pasear por el hermoso Jardín Japonés; o a su cima y tomar un rico mote con huesillo.

Viña Santa Rita

Foto: Viña Santa Rita

Vinos premiados, un museo, una capilla neogótica, una bodega histórica, un restaurante y hasta un impresionante parque con árboles centenarios son parte de los atractivos de la Viña Santa Rita.

Ubicada en el sector de Alto Jahuel, en Buin, este o cualquier otro fin de semana puedes recorrer sus viñedos y rincones cargados de historia a través de sus tours, que cuestan desde $ 6.000.

Buin Zoo

Foto: Buin Zoo

Los niños y niñas son los que más extrañaban el Buin Zoo, el parque zoológico que el médico veterinario Ignacio Idalsoaga creó a fines de los 90 en un predio donde antes recibían animales dañados.

Más de 300 días estuvo cerrado durante la pandemia, pero ya reabrió sus puertas y justo para los paseos en vacaciones de invierno.

Así puedes visitar nuevamente este zoológico, que en esta reapertura tiene una aforo simultáneo de 3.500 personas dentro de lugar, el que se va controlando a través de un sistema que cuenta quienes entran y quienes salen.

Dentro esperan a las familias más de 250 especies de animales, entre rinocerontes, leones, jirafas, cebras, tigres naranjo y otros de color blanco, los que se pueden apreciar desde muy cerca.

Ojo, debes programarte para ir, porque las entradas solo se venden online.

Buin Zoo

Buin Zoo

Dirección

Panamericana Sur Km 32
Buin, Región Metropolitana Chile

Abrir en Google Maps

Teléfono

223061600

Website

https://www.buinzoo.cl/

Horario

Martes a viernes, 10 AM a 6 PM. Sábado, domingo y festivos, 9.30 PM a 6.30 PM

Estacionamiento

En el lugar

Edad

Todo público

Con Reserva

Parque Aventura

Foto: Valentina Miranda Vega.

También en el Parque Metropolitano se encuentra el Parque Aventura, una zona de juegos colgantes en el cerro San Cristóbal, ubicada al lado del ingreso a la estación Oasis del Teleférico, por Av. Pedro de Valdivia Norte.

En esta área verde hay juegos de altura, como puentes colgantes, canopys, salto al vacío, muros boulder, redes y cuerdas que deberás cruzar desafiando el vértigo y la adrenalina.

Antes de entrar te especificarán cuáles serán las entretenciones que puedes usar, las que dependerán del tamaño de quienes ingresen.

Templo Bahai

Templo Bahai
Foto: Valentina Miranda Vega

Desde que abrió en 2016, el templo Bahai se convirtió en uno de los panoramas gratuitos favoritos de los santiaguinos. Ubicado en la quebrada Nido de Águila, en la precordillera de Peñalolén, esta casa de adoración y meditación de la fe proveniente de Irán, se luce con un diseño arquitectónico espectacular, un bello entorno natural y una privilegiada vista a Santiago.

Desde que comenzó la pandemia ha estado la mayor parte del tiempo cerrado, pero ahora lo puedes recorrer nuevamente con visitas guiadas en grupos reducidos, los que deberán inscribirse de forma virtual en su sitio web, y mantenerse por 90 minutos máximo.

Así, puedes visitar nuevamente este templo, que en 2017 fue Premiado por el Museo de Arquitectura y Diseño de EE.UU., por su construcción de 30 metros de alto y una base circular cubierta de vidrio y mármol translúcido, que permite que se ilumine con luz solar en todo momento.

Ojo, que debes inscribirte antes de ir.

Trekking con niños

Trekking con niños
Foto: María Ignacia Concha.

Ha varios cerros y parque donde ir en familia, para que los más chicos de la casa comiencen a encantarse con el trekking.

Uno de los preferidos por los expertos es el Parque Natural Aguas de Ramón, en La Reina, porque tiene unos espectaculares senderos que se pueden recorrer por el día. Además, es un lugar donde hay guardaparques cuidando del recinto a toda hora y es obligación inscribirse.

Si vas con tus hijos, lo mejor es partir por el Sendero del Peumo, que es ideal para niños mayores de cuatro años.

Otro recomendado es Río Clarillo, que hace sólo unas semanas fue reconocido como parque nacional. Ahí hay senderos con distintas dificultades, como un camino con muy poca pendiente que va bordeando el río y que tiene unos pozones para refrescarse los pies o darse un chapuzón.

Lugares para hacer trekking en Santiago

Foto: Valentina Miranda Vega

Ahora que llegó la primavera, buena idea es retomar el trekking en Santiago. Como hay varios parques y cerros a los que se puede echar mano, hicimos una guía recomendándote, por ejemplo, el maravilloso cerro Manquehue, uno de los preferidos de quienes gustan de caminar al aire libre.

Es de dificultad media y tiene más de 1600 metros de altura, donde tendrás hermosas postales de Santiago.

Otro que entrega una panorámica bonita de la ciudad es el transitado cerro El Carbón. Tiene más de 1300 metros de altura, y en el trayecto que encontrarás con varios miradores donde descansar.

También puedes ir al Parque Quebrada de Macul, que tiene más de 2400 hectáreas con senderos que se insertan en la precordillera.

Parque Forestal

Foto: Valentina Miranda Vega.

El Parque Forestal se renovó con nuevos juegos para los niños y una entretenida zona destinada para los perros.

La primera es un espacio con más de 10 juegos instalados sobre pisos antidelizantes, para evitar caídas, y con resbalines, columpios, telas de arañas de cordeles bien elásticos y firmes que ellos pueden escalar, unos elefantes y aviones que se mueven en vaivén, y unos pisos de colores adheridos al suelo, en los que pueden saltar.

En tanto, el canil tiene 340 m2 de pasto, donde los perros de distintos tamaños se diviertan en balancines, túneles, barras de salto y slalom, esos tubos angostos que se ponen en hilera, para que las mascotas corran entremedio.

Cerro Manquehue

Foto: Valentina Miranda Vega

El cerro Manquehue significa “lugar de cóndores”, y es una de las cumbres más transitadas de la Región Metropolitana.

Tiene más de 1600 metros de altura, lo que lo hace un cerro de dificultad intermedia. De hecho, los expertos recomiendan que si vas por primera vez lo subas por la entrada de Los Trapenses, que está al final de la Av. El Golf de Manquehue.

Ahí, el primer kilómetro del trayecto se avanza por un camino pavimentado hasta una torre de alta tensión, donde deberás insertarte en un sendero de tierra más angosto por la zona noroeste.

Irás caminando entre cactus, chaguales, litres, maitenes, quillayes y flores de llamativos colores que ahora ocupan sus laderas, hasta llegar a su cima y encontrarte con una panorámica en 180° de Santiago.

Seguir leyendo