Las mejores 29 películas románticas en Netflix para ver de a dos (o solos)

Las mejores 29 películas románticas en Netflix para ver de a dos (o solos)
Foto: Promocional

Desde comedias hasta dramas rompecorazones hay en esta lista de películas románticas en Netflix, para ver en compañía o solo, como tu quieras.

No solo en San Valentín: cualquier día es una buena excusa para una maratón de películas románticas.

En el catálogo de Netflix encuentras una lista larga de cintas que te harán suspirar, desde comedias que sacan risas hasta otras que dejan el corazón roto.

Acá, una selección con 29 películas románticas para ver de a dos o solo, como tu prefieras.

Quizás para siempre

Foto: Netflix/ Quizás para siempre

Ali Wong y Randall Park son los protagonistas y creadores de la historia original en que se basa esta comedia, que muestra cómo la amistad puede convertirse en verdadero amor. Y lo hace a través de un relato centrado en Sasha Tran (Wong) y Marcus Kim (Park), quienes se hacen muy amigos siendo niños, cuando eran vecinos en un barrio de San Francisco.

Un compañerismo que nace a mediados de los 90 y se ve fortalecido por el hecho de que Sasha queda casi todo el día sola en su casa, ya que sus padres deben atender el negocio familiar, por lo que pasa varias horas en el hogar de Marcus y sus papás, Harry (James Saito) y Judy (Susan Park), quien le enseña a la niña todas sus recetas coreanas.

Con la adolescencia también llega para ellos su despertar sexual, que los lleva a tener una relación que termina mal y empeora cuando ella se va a Los Angeles. Dieciséis años después, Sasha es una famosa chef que abrirá un nuevo restaurante en San Francisco, por lo que arrienda una casa por los dos meses que volverá a vivir en su ciudad natal.

Y es cuando decide poner aire acondicionado en su hogar temporal que se reencuentra con Marcus, quien trabaja con su papá instalando dichos equipos. Esto da pie al reinicio de su amistad y tal vez algo más. En una recomendable comedia romántica donde también Keanu Reeves despliega su humor, interpretando una versión caricaturizada de sí mismo.

Ver en Netflix

La chica danesa

Foto: Promocional

Lo que más llamó la atención de esta película fue la increíble transformación física del actor inglés Eddie Redmayne, quien interpreta a la protagonista, Lili Elbe, la primera mujer transgénero de la historia en someterse a una cirugía de reasignación de sexo.

El filme recorre la historia de Lili cuando aún era Einar. Es su esposa Greta (interpretada por la también excelente Alicia Vikander) quien lo alienta a desnudar su verdadero yo, en una relación que, más allá de cualquier cosa, los une férreamente el amor.

Una bonita cinta, dirigida por el inglés Tom Hooper, que muestra un interesante tema muy acorde a los tiempos que se viven.

Ver en Netflix

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Foto: Promocional

Conocido por sus videoclips para Bjork, Daft Punk y Massive Attack, en 2004 el director francés Michel Gondry dio un gran salto al cine con esta historia que se transformó para muchos en un filme de culto.

En su segunda colaboración con el guionista Charlie Kaufman, muestra a una pareja separada (interpretada por Jim Carrey y Kate Winslet) que, tras un proceso de borrado de memoria, se vuelve a conocer en una estación de trenes.

Drama, romance, ciencia ficción y elementos del thriller psicológico se dan cita en esta película ganadora de varios premios, entre los que destacan el de Mejor Guión Original en los Oscar de 2005.

Un fascinante viaje en torno a la memoria y al amor, que tiene también en su elenco a estrellas como Kirsten Dunst, Mark Ruffalo, Elijah Wood y Tom Wilkinson.

Ver en Netflix

La princesa prometida

Foto: Promocional

Aunque su desempeño en taquilla fue más modesto de lo que se esperaba -recaudando solo US$30,9 millones-, desde un primer momento los críticos le dieron su total aprobación a La princesa prometida, tras su debut en las salas de cine en septiembre de 1987.

Pero lo que nadie imaginó en ese momento es que con el paso de los años el largometraje dirigido por Rob Reiner adquiriría estatus de película de culto, siendo además parte de importantes listados fílmicos como 100 Años… 100 Pasiones, del American Film Institute.

Una posición que alcanzó gracias a su particular combinación de romance, comedia, fantasía y aventuras, que se desarrolla teniendo como base la novela homónima de William Goldman. Y cuyo relato se inicia con un abuelo narrando un cuento a su nieto enfermo.

En este se conoce a dos habitantes del Reino de Florin: los jóvenes y enamorados Westley (Cary Elwes) y Buttercup (Robin Wright). Al ser solo un campesino, el chico se embarca en una aventura para conseguir dinero, pero el barco en que viaja es atacado por un pirata.

Algún tiempo después, cuando él ha sido dado por muerto, la muchacha es forzada a comprometerse en matrimonio con el príncipe Humperdinck (Chris Sarandon). Sin embargo, poco antes de la boda, es raptada por un singular trío y después descubre que Westley está vivo.

Ver en Netflix

La última carta de amor

La última carta de amor | Netlfix

La película Yo antes de ti ya había llevado a la pantalla uno de los libros de la bestseller británica Jojo Moyes, a quien llaman la “reina de la novela sentimental”.

Ahora Netflix adapta otras de sus exitosas novelas, en un relato con dos historias que se narran de forma paralela, pero ambientadas en diferentes épocas.

Su protagonista es Ellie Haworth (Felicity Jones), una periodista que encuentra unas viejas cartas de amor de una pareja que vivió un romance prohibido. Tan intrigada queda, que no descansará hasta conocer toda la historia y a sus protagonistas.

Una de esas cintas románticas como las de antes, capaz hasta de romper el corazón más duro.

Ver en Netflix

Las ventajas de ser invisible

Foto: Promocional

Primero que fue una exitosa novela, que se publicó en 1999 bajó el título original de The perks of being a wallflower y que algunos llegaron a comparar con El guardián en el centeno, de J.D. Salinger, por su retrato de una adolescencia convulsionada.

Trece años más tarde, su mismo autor, el escritor estadounidense Stephen Chbosky, decidió llevarla a la pantalla, haciéndose cargo del guión y la dirección de esta historia, que tiene como protagonista a Charlie (Logan Lerman), un adolescente que ama los libros y a The Smiths, pero que lleva a cuestas traumas, una depresión y su dificultad para sociabilizar.

Al entrar en la secundaria conoce a unos alumnos de último año, un grupo de inadaptados con inquietudes artísticas, quienes se convierten en sus amigos. Entre ellos hay dos hermanos, el extrovertido Patrick (Ezra Miller) y Sam (Emma Watson), la chica de quien Charlie se termina enamorando.

Junto a ellos conoce las drogas, el sexo y las canciones de David Bowie, y comparten las turbelencias de la adolescencia en un relato conmovedor, con una memorable banda sonora -que va de Galaxie 500 a Cocteau Twins- y grandes actuaciones de su trío protagonista.

Ver en Netflix

Rebeca

Rebeca | Netflix

Rebeca, la novela gótica que la escritora inglesa Daphne du Maurier publicó en 1938, tiene varias adaptaciones al cine, la más popular es la que hizo Alfred Hitchcock en 1940

Ahora llega a Netlfix una nueva, aunque su director, el británico Bean Wheatley (High-Rise, Free Fire), ya aclaró en varias ocasiones que no se trata de un remake del filme de Hitchcock, sino que su inspiración directa es la novela de du Maurier.

Sus protagonistas son Lily James (Yesterday) y Armie Hammer (Call me by your name), quienes dan vida a una ingenua dama de compañía y un aristócrata viudo que se conocen un verano en el encantador balneario de Monte Carlo.

Cuando se enamoran, ella decide dejar a la excéntrica mujer para la que trabaja, la Sra. Van Hopper, y se va a vivir con Maxim de Winter a Manderley, una legendaria mansión.

Pero pronto este cuento de hadas comienza a parecerse a una pesadilla, por la actitud de la señora Danvers, una cruel ama de llaves, y por la sombre de Rebeca, la ex esposa del señor de Winter, que falleció en un extraño accidente.

Ver en Netflix

Un lugar llamado Notting Hill

Foto: Promocional

A fines de los 90, Julia Roberts era la reina de las comedias románticas y había flechado a los fans del género con exitos de taquilla como La boda de mi mejor amigo (1997) y Novia fugitiva (1999).

Y en 1999 volvió a conquistarlos con Un lugar llamado Notting hill, película del director de origen sudafricano Roger Michell y donde comparte el rol protagónico con Hugh Grant.

En su historia el actor británico es el dueño de una librería de viajes en el londinense barrio de Notting Hill y hasta esa tienda llega un día de incógnito Anna Scott (Roberts), una conocida actriz de Hollywood.

Así comienza uno de esos romances improbables que terminó por enamorar, especialmente, por la química entre Roberts y Grant.

Ver en Netflix

A todos los chicos: para siempre

A todos los chicos: para siempre | Netflix

La exitosa saga romántica de Netflix, que se inició en 2018 con la película A todos los chicos de los que me enamoré, estrenó su tercera entrega, justo en la previa de San Valentín.

Esta vez su relato se inicia lejos de Portland, en Seúl, hasta donde viajaron Lara Jean (Lana Condor) y su familia. Un reencuentro con el lugar de origen de su madre desde donde la joven llama a Peter (Noah Centineo) para reafirmar su romance.

Pero al volver a casa, unas pequeñas nubes aparecen en el casi perfecto mundo de Lara Jean, cuando no la aceptan en la Universidad de Stanford, a la cual, como tenía planeado, iría con Peter al culminar la secundaria. Algo que sucederá en pocos meses, pero antes deberán experimentar otros momentos y desafíos.

Así, entre cierres e inicios, la película muestra el primer paso de sus protagonistas a la vida como adultos, una aventura donde están nuevamente presentes la emoción del primer amor y la química de sus protagonistas, que hace de la tercera cinta con las vivencias de Lara Jean un imperdible para los adolescentes y los jóvenes de corazón.

Ver en Netflix

Orgullo y prejuicio

Foto: Promocional

Un verdadero viaje en el tiempo hacia la Inglaterra victoriana es el que ofrece esta película de 2005, que adapta la popular novela homónima a de Jane Austen.

Cada detalle, desde el vestuario y los decorados hasta las costumbres llevan magicamente a esta época en que las mujeres no tenían derecho a heredar los bienes familiares y por eso debían casarse para poder tener un hogar y un buen pasar.

En ese objetivo se concentran las cinco hermanas Bennet, las hijas de un matrimonio de clase baja que vive en una zona rural.

Una de ellas, la mayor, Jane (Rosamund Pike), al parecer tuvo suerte al emparejarse con un millonario que llegó a vivir a una mansión cercana, Charles Bingley (Simon Woods). Mientras su hermana, Lizzy (Keira Knightley), se enamora de un amigo de Sr. Bingley, el altanero y orgulloso Sr. Darcy (Matthew Macfadyen).

Este último parece un romance imposible, de esos que son infaltables en las novelas de Jane Austen, y que te terminará por romper el corazón.

Ver en Netflix

Secreto en la montaña

Foto: Promocional

Cuando se estrenó en 2005, este largometraje del director Ang Lee (El tigre y el dragón) causó controversia, porque fue una de las primeras veces que Hollywood mostró una relación homosexual tan sincera y abierta. Más todavía tratándose de dos cowboys, el prototipo del hombre varonil estadounidense por excelencia.

Basado en un cuento de la escritora Anie Proulx, muestra la historia de Jack Twist (Jake Gyllenhaal) y Ennis del Mar (Heath Ledger), dos hombres que en los años 60 se conocen cuando toman un trabajo para ir a cuidar ovejas a la montaña de Brokeback, en Wyoming.

Ahí se enamoran e inician una relación que se extiende en el tiempo, a pesar de que con los años ambos se casan, Jack con una vaquera texana, Lureen Newsome (Anne Hathaway) y Ennis con Alma Beers (Michelle Williams), con quien tiene dos hijas.

Como era de esperar por el contexto, el que comparten se convierte en un romance tormentoso, oprimido por su entorno social y que solo viven libres en sus escapadas a esa montaña donde se conocieron.

La de Secreto en la montaña es de esas historias que dejan el corazón hecho pedazos y que conmueve aun más con la música de Gustavo Santaolalla, por la que ganó un Oscar, y por la fotografía de esos grande espacios abiertos que simbolizan el refugio para el amor libre.

Ver en Netflix

El stand de los besos

El stand de los besos 3 | Netflix

Hace más de dos años Netflix estrenó una película juvenil que apostó por la comedia mezclada con el romance. Su título era El stand de los besos y se convirtió en éxito de audiencia con la historia de la adolescente Shelly “Elle” Evans (Joey King).

El inicio de un trilogía con millones de seguidores en el mundo, que hace poco llegó a su fin con su última entrega.

En su trama Elle y Lee Flynn (Joel Courtney) habían sido los mejores amigos casi desde sus nacimientos, un lazo que se había afianzado aún más tras la muerte de la madre de Elle y que, para que funcionara perfectamente, los obligaba a cumplir algunas reglas; como la que decía que ella no debía fijarse en el atractivo hermano mayor de Lee, Noah (Jacob Elordi).

Sin embargo, algunas cosas no pudieron controlarse y la chica terminó muy conectada con Noah a espaldas de su compañero de aventuras, y todo por culpa de una feria escolar donde los amigos recaudaron dinero con un puesto donde se pagaba por besar a alguien.

Ver en Netflix

L’ultimo Paradiso

L’ultimo Paradiso | Netflix

En esta lista de películas románticas también hay amores prohibidos, de esos que dejan el corazón roto. Como el que retrata esta cinta italiana del director Rocco Ricciardulli y que se acaba de estrenar en Netflix.

Se ambienta en la Italia de los años 50, donde el campesino Ciccio Paradiso (Riccardo Scamarcio) lucha por conseguir mejores condiciones para los trabajadores y se enfrenta a un injusto terrateniente local, Cumpà Schettino (Antonio Gerardi).

Al mismo tiempo, Paradiso, quien es todo un casanova, tiene una relación con Bianca (Gaia Bermani Amaral), la joven y guapa hija de Schettino, que termina en tragedia.

Una combinación de romance y cine social que es una de las apuestas recientes de Netflix por las producciones italianas independientes.

Ver en Netflix

Call me by your name

Call me by your name

Entre los títulos destacados de 2017 se cuenta esta película del italiano Luca Guadagnino, que logró cuatro nominaciones a los Oscar -entre ellas para Mejor Película, Mejor Actor Principal y Mejor Guión, premio que finalmente ganó- al llevar a la pantalla la novela homónima de André Aciman.

Su relato se ambienta en 1983, en la villa campestre italiana donde el joven Elio (Timothée Chalamet) pasa el verano junto a sus padres, un profesor de arqueología y una traductora.

Ese en ese entorno idílico donde el muchacho inicia una relación amorosa con el estudiante de posgrado Oliver (Armie Hammer), asistente de investigación de su padre, un amor de verano que les cambiará la vida.

Y aunque la cinta tiene momentos sonrojantemente clichés -la famosa escena del durazno- termina por conquistar con su ciudada fotografía, con su banda sonora, que incluye canciones inéditas de Sufjan Stevens, y especialmente con la actuación de Chalamet, en uno de sus papeles más recordados.

Y el romance seguirá, porque ya está confirmada la secuela de Call me by your name, aunque sin fecha de estreno.

Ver en Netflix

Amor de cuento

Amor de Cuento
Amor de cuento | Netflix

El romance perfecto no existe. Al menos esa es la premisa de esta comedia romántica, que se ríe de las relaciones que simulan ser una historia de Disney.

Su protagonista es Andrea (Iliza Shlesinger), una actriz de 35 años dedicada el stand up, pero que pese a que audiciona para películas o series, sus planes profesionales nunca le resultan como quisiera.

Saliendo de una audición conoce a Dennis (Ryan Hansen), cuando estaba por subirse a un avión de regreso a casa. De pronto, este tipo formal que parece muy inteligente, serio y, a la vez, divertido, se convierte en su mejor amigo.

Por supuesto, la relación avanza hasta que Andrea acepta que está enamorada de él, pese a sus evidentes diferencias. Sin embargo, cuando el amor parece ir en marcha se da cuenta que este hombre que supuestamente estudió en la universidad de Yale, le ha estado mintiendo sobre su vida.

Una película entretenida para pasar una tarde de relajo con una taza de café o chocolate caliente, sobre todo cuando sorprende con un cambio de giro, que convierte a los personajes en seres siniestros que se mienten en cada momento para lograr una mejor vida.

Ver en Netflix

Patines de plata

Patines de plata | Netflix

Ad portas de comenzar el s. XX, San Petersburgo luce un gélido paisaje que permite el tránsito de patinadores por sus congelados ríos y lagos.

También se mueve así Matvey (Fedor Fedotov), un joven de 18 años que trabaja como repartidor de una pastelería de la ciudad y quien es el protagonista de esta película rusa que estrenó Netflix y que recuerda al clásico Romeo y Julieta, pero con un final feliz.

Se ficciona en la época previa a la Revolución Rusa, cuando se leía a Karl Marx a escondidas en los bares locales, y estaba naciendo el bichito de la revuelta.

Ahí, Matvey, el hijo de un farolero, se enamora de Alice (Sonya Priss), una joven proveniente de una acaudalada familia. Pese a pertenecer a diferentes clases sociales, hay algo que los une y enamora: ambos han sido postergados, él por la pobreza y ella por ser mujer.

En más de dos horas, la cinta muestra una serie de aventuras que deben sortear estos enamorados, que incluyen incendios, balas y compromisos forzados. Todo para vivir su amor fuera de los prejuicios.

Ver en Netflix

¡Qué duro es el amor!

¡Qué duro es el amor! | Netflix

Netflix adelantó el ambiente navideño con esta comedia romántica donde el catfishing, o la usurpación de identidad en las redes sociales afecta a una treintañera de Los Angeles que busca a su media naranja en una aplicación de citas.

Su nombre es Natalie Bauer (Nina Dobrev) y al comienzo del relato es “víctima” de fallidos encuentros que concreta a través de dicha aplicación, los que replica en la columna que escribe para el sitio Slash Media, que se ha convertido en su manera de ganarse la vida.

De esa manera conoce a Josh Lin, un atractivo fanático de las actividades al aire libre que vive al otro lado del país, en Lake Placid, Estado de Nueva York. El cual tiene ascendencia asiática, habla tres idiomas, es simpático y comienza a comunicarse con ella a diario.

En Navidad decide visitarlo sorpresivamente, pero al llegar se da cuenta de que Josh (Jimmy O. Yang) no tiene nada ver con las fotos que de él había visto en internet.

Ahí parte una sucesión de situaciones predecibles y engaños objetables, que logran entretener al espectador por varios momentos, sin llegar a ser memorables.

Ver en Netflix

Loco por ella

Loco por ella | Netflix

Un centro psiquiátrico es el escenario de esta comedia romántica española, que muestra la historia de un periodista que hará lo imposible por conquistar a la chica de sus sueños.

Él es Adrián Mallo (Álvaro Cervantes) y la chica es Carla (Susana Abaitua), a quien conoce en un pub de Barcelona. Ella lo invita a que la siga a otro lugar y, sin hacerse de rogar, Adri la acompaña y terminan en un hotel cinco estrellas, en un matrimonio al que no fueron invitados y del que terminan ocupando las habitación reservada a los novios antes que ellos.

Pero la cita apasionada termina cuando Carla se retira rápidamente. Sin embargo, deja detrás una chaqueta de cuero que Adri conserva con la esperanza de dar con su paradero, al quedar completamente prendado de ella.

Pronto se entera de que está interna en una institución mental y que es maníaco depresiva. Pese a eso, él hace todo lo posible por ingresar ahí y estar con ella. Un entorno inusual donde Adri descubrirá a personas entrañables y comenzará a acercarse cada vez más a la chica de sus sueños.

Ver en Netflix

Sierra Burgess es una loser

Sierra Burgess es una loser | Netflix

Esta versión moderna de la historia de Cyrano de Bergerac alcanzó gran popularidad el 2018 entre los adolescentes y se posicionó como una de las grandes películas románticas recientes.

Por si fuera poco, tiene a uno de los actores adolescentes que más suspiros saca en las jóvenes, Noa Centinero.

En la historia, una día la joven impopular Sierra (Shannon Purser) empieza a recibir mensajes de texto de Jamey, un atleta nada popular (Noah Centineo).

Aunque todo es una confusión, porque Jamey piensa que es el numero de Verónica (Kristine Froseth). Esto lleva a Sierra a caer rendida a los pies del atleta.

Ver en Netflix

Llevo tu nombre grabado

Llevo tu nombre grabado | Netflix

Luego de debutar en septiembre pasado en las salas de su país, Netflix estrena en todo el mundo la que se convirtió en la película local más visto del año en Taiwán y en la cinta LGBT+ más taquillera de toda la historia en esa isla asiática.

En parte se inspira en el primer amor de su director, Patrick Liu, cuando estudiaba en la escuela y en su país se ponía fin a la ley marcial que restringía las libertades.

Pero la sociedades seguía siendo conservadora y opresora y eso lo viven los protagonistas de este filme, A-Han (Edward Chen) y Birdy (David Hao-Chi Chiu), dos adolescentes que se conocen en la escuela y que pronto comienzan una amistad que es el inicio de un romance.

Por el miedo al rechazo y la descriminación, elos se reprimen y esconden su amor y sus sentimientos derivan hacia la rabia, la frustración y la negación.

Así, la homofobia va transformando el que podría haber sido un bonito primer amor en un torbellino de emociones.

Ver en Netflix

Amor al cuadrado

Amor al cuadrado | Netflix

Ya se hizo costumbre que Netflix estrene algunas comedias románticas en los días previos a San Valentín. Y de las recientes, una de las más exitosas es Amor al cuadrado.

Dirigida por Filip Zylber, esta cinta polaca recurre a la conocida, pero efectiva creencia -ya varias veces llevada a la pantalla-, de que “los opuestos se atraen”.

Su relato comienza presentando a sus dos protagonistas. La primera es Klaudia (Adrianna Chlebicka), una exitosa modelo. Por el otro lado está Enzo (Mateusz Banasiuk), un conocido modelo que vive gracias a su apariencia y su buena llegada entre las damas. Pero su nombre no es Enzo, sino que Stefan y el lujoso automóvil que conduce no es de su propiedad, sino que prestado.

Pero él no es el único con falsas apariencias, ya que Klaudia tampoco es quien se supone. Su verdadero nombre es Monika y es una tímida profesora que debe ejercer como modelo solo por el dinero, en especial cuando su padre le adeuda una gran suma a un mafioso.

Y, como es de esperar, los caminos de Klaudia/Monika y Enzo/Stefan se unen cuando ambos coinciden en la grabación de un comercial, dando inicio a un juego de identidades en momentos bastante poco creíble -que hace a recordar a Clark Kent y Superman-, pero que no logra restar a Amor al cuadrado el atractivo de su simple y efectiva mezcla de comedia y romance.

Ver en Netflix

Amor de Calendario

Amor de calendario | Netflix

¿Cómo se pasan las fiestas anuales sin una pareja? Eso es lo que se cuestiona Amor de Calendario, una cinta donde aparece el concepto de “fiestamigo”, o holidate en el inglés original.

Este consiste en tener a un conocido con el que te llevas bien, y con quien irás a las reuniones familiares de Navidad, San Valentín o Pascua de Resurrección.

Eso es lo que hace, justamente, su protagonista Sloane (Emma Roberts), una profesional que a sus casi 30 años de edad sigue soltera, y quien hace un trato con el australiano Jackson (Luke Bracey), para asistir a todos esos eventos, en que su madre y hermanos la critican por no tener una relación formal.

Así comienzan una serie de celebraciones que reafirman la química entre ellos y que incluye una alcoholizada noche de sexo. Hasta que un pequeño accidente lo cambia todo y Jackson se da cuenta que sus sentimientos han cambiado, pero Sloane se niega a abrir su corazón.

Ver en Netflix

Si supieras

Si supieras | Netflix

Esta comedia romántica conquistó de inmediato a los suscriptores de Netflix, con el giro que le da al triángulo amoroso de Cyrano de Bergerac.

La protagonista es Ellie Chu (Leah Lewis), una adolescente china-norteamericana que vive con su padre viudo en un Squahamish, un pequeño y conservador pueblo donde no pasan muchas cosas.

Ela escribe y muy bien. Tanto, que sus compañeros de clase le pagan porque les redacte su ensayos de filosofía.

Un día, uno de esos compañeros, Paul Munsky (Daniel Diemer), un atleta algo torpe, le pide un encargo especial: que le escriba una carta para la chica que le gustaAster Flores (Alexxis Lemire).

A regañadientes Ellie acepta y así comienza un juego de correspondencia entre Aster y, supuestamente, Paul. Un ir y venir de cartas y mensajes de Whatsapp que tiene como consecuencia que Ellie se termine enamorando de la que chica a la que le escribe.

Un trama que le sirve a la directora Alice Wu para hablar de temas como el descubrimiento de la identidad sexual, la imposibilidad de poder expresar los sentimientos, las amistades improbables y el caos y la confusión que traen los primeros amores.

Ver en Netflix

Amor. Boda. Azar.

Amor. Boda. Azar. | Netflix

El catálogo de Netflix es pródigo en películas de comedia y de romance, como también de cintas que son parte del subgénero nacido de su mezcla: el denominado rom-com -de romantic comedy en inglés-, cuya más nueva adición lleva por título Amor. Boda. Azar.

Se trata, eso sí, de una comedia particular, que se ambienta en una boda en las afueras de Roma, donde el inglés Jack (Sam Claflin) está a punto de llevar al altar a su hermana Hayley (Eleanor Tomlinson), quien se casará con el italiano Roberto (Tiziano Caputo)

Desde ahí se produce una serie de situaciones absurdas, en la que vemos diferentes versiones del mismo día y que recuerda mucho a otra cinta también escrita por el directror Daniel Craig, Muerte en un funeral.

Ver en Netflix

Todo para mi ex

Todo para mi ex | Netflix

La muerte del padre de Song Chengxi (Joseph Huang) creó un gran quiebre en su familia. Por si fuera poco, junto a su madre Liu Sanlian (Ying-Xuan Hsieh) se enteran de que todo el dinero de su padre quedó para su amante, Jay (Roy Chiu).

Es así es como este joven adolescente deja su hogar y llega a vivir con Jay, aunque éste lo echa en varias ocasiones.

Toda la historia gira entorno a las constantes peleas entre estos tres, junto a la búsqueda de Song de entender quién era este hombre que enamoró locamente a su padre.

Una excelente historia, que muestra el amor familiar y un romance que se sale de la relación entre un hombre y una mujer, siendo una de los grandes filmes LGBT de Netflix.

Ver en Netflix

Te quiero, imbécil

Te quiero, imbécil | Netflix

Marcos es un hombre con muy poca suerte en el amor, así lo asegura él, quien luego de ocho años de relación pidió matrimonio a Ana, pero esta no sólo lo rechazó, sino que también le pidió que se fuera de la casa que compartían.

Así, el protagonista de esta divertida y fresca comedia romántica española, termina viviendo con sus padres, a los 35 años y sin dinero.

Para lograr una nueva relación Marcos decide cambiar su apariencia. Eso, haste que se reencuentra con una compañera de instituto, Raquel (Natalia Tena), una tatuadora que toca el acordeón y que tiene las cosas más claras que él.

Ver en Netflix

Tune in for love

Tune in for love | Netflix

Un romance proveniente de Corea es esta película romántica de 2019. En 1994, dos jóvenes, Mi-Soo (Kim Go-Eun) y Hyun-Woo (Jung Hae-In), se comunican por medio de la radio.

Luego, empiezan a trabajar juntos en una panadería, donde al principio su relación no fluye, aunque con el tiempo comienza na enamorarse.

Un día, Hyun-Woo se debe ir y Mi-Soo teme que nunca lo volverá a ver. Pero con el tiempo buscan reencontrarse, aunque el destino le ponga trabas.

Ver en Netflix

Violet y Finch

Violet y Finch | Netflix

Basada en la novela de la escritora estadounidense Jennifer Niven y dirigida por Brett Haley, en esta película para mayores de 16 años conocerás la vida de Violet Markey (Elle Fanning), una joven atrapada en una depresión, luego de la muerte de su hermana.

Su vida da un vuelco cuando aparece Theodore Finch (interpretado por Justice Smith, el mismo de Detective Pikachu), quien la empuja a disfrutar de esta.

Es más, juntos comenzarán una relación en que lucharán por cerrar sus viejas heridas, incluso en la aparente felicidad de Finch.

Una historia que entrega una mirada novedosa acerca de los problemas de salud mental. La protagonista es más latente y claro, que es una joven que se niega a salir de su casa.

En tanto el segundo, pone en escena a una persona que lo oculta hasta hacerlo desaparecer. 

Ver en Netflix

¿No es romántico?

Foto: Promocional

La actriz australiana Rebel Wilson demuestra una vez más su talento para la comedia con esta realización, después de haber protagonizado cintas como la saga de Notas Perfectas o la más reciente Jojo Rabbit, donde encarnó a Fraulein Rahm.

En ¿No es Romántico? ella es Natalie, una arquitecta que dejó su natal Australia y ahora trabaja en una firma arquitectónica de Nueva York. Pero hasta el momento, no ha logrado hacerse de un nombre como profesional.

Todo cambia el día en que, al ser asaltada en el metro, se golpea la cabeza y pierde el conocimiento. Al despertar, su vida normal ha cambiado, ya que ahora forma parte de una perfecta comedia romántica, como las películas que más odia.

Ahora Nueva York es la ciudad más hermosa, ella vive en un departamento de ensueño y además conquista el corazón de Blake (Liam Hemsworth), un joven, atractivo y multimillonario cliente de la firma en que trabaja.

Ver en Netflix

Seguir leyendo