Guasón: La imperdible y humanizadora mirada al archienemigo de Batman

Por

Guasón: La imperdible y humanizadora mirada al archienemigo de Batman

La realización de Todd Phillips se aleja de los cómics y se convierte en un violento drama que gráfica el paso a la locura del villano Joker, bajo la piel de un inmejorable Joaquin Phoenix.

En el mundo de las historietas, el Joker o Guasón se ha convertido en una figura clave entre el variopinto grupo de villanos que pueblan sus páginas. Pero el famoso archienemigo de Batman también hace mucho saltó a la pantalla, desde su paso por la televisión bajo la piel de Cesar Romero en los 60, hasta el cine y las encarnaciones de Jack Nicholson, Heath Legder y Jared Leto.

Un listado al que hoy, a casi ocho décadas de su aparición en los cómics de DC, se suma Joaquin Phoenix como protagonista de Guasón, la cinta dirigida por Todd Phillips -quien se había hecho de un nombre con comedias como la trilogía de ¿Qué Pasó Ayer?-, que revitaliza al desquiciado personaje mostrando su génesis.

En su relato se conoce a Arthur Fleck (Phoenix), quien trabaja como payaso mientras sueña con convertirse en figura de la stand-up comedy y cuida de su anciana madre, Penny Fleck (Frances Conroy), la que siempre le ha dicho a su único hijo que debe entregar alegría al mundo.

Él sufre de una extraña condición que lo hace experimentar incontrolables ataques de risa. Pero eso no es todo, porque también se revela que estuvo internado en una institución mental y hoy, fuera de su encierro, debe consumir varias medicinas y visitar con regularidad a la siquiatra del servicio de salud pública.

Pero la fragilidad mental de Arthur, que experimenta un bálsamo en la naciente amistad con una vecina y cuando ve el late show de Murray Franklin (Robert De Niro), comienza a ser fuertemente amenazada por un opresivo entorno. Por una Ciudad Gótica cada vez más sucia – la huelga de los trabajadores de aseo local ha dejado sus calles tapadas en basura- y al borde de la efervescencia social.

Su drama y su violencia se profundizan el día en que Arthur es despedido de su trabajo como payaso y, de vuelta a su casa en el metro, es molestado por un grupo de jóvenes algo borrachos. En su defensa, Fleck empuña el arma que hace poco le había facilitado un compañero y pone fin a sus vidas.

Sus víctimas resultan ser tres ejecutivos de la empresa del millonario Thomas Wayne (Brett Cullen), quien es padre del pequeño Bruce (Dante Pereira-Olson) –que en el futuro se transformará en el superhéroe alado- y también un viejo conocido de Penny.

Lejos de la historieta

A pesar de que se está en presencia de una cinta anclada en el universo de DC Comics, con elementos como la familia Wayne y Ciudad Gótica como claros referentes, la realización de Todd Phillips logra desmarcarse de su fantasía y alcanzar su independencia como un violento drama que gráfica el paso a la locura de su protagonista.

Guasón es más que nada la historia de un hombre con graves problemas mentales, que finalmente reacciona a su entorno, además de a una grave revelación de su pasado, enfrentando con crudeza y crueldad a un mundo dominado por ricos y poderosos que han perdido toda empatía hacia sus pares.

Un relato que en muchos pasajes puede recordar a clásicos de Martin Scorsese –como Taxi Driver y El Rey de la Comedia-, pero que adquiere vuelo propio y un lugar entre los mejores estrenos del año por su singularidad y potencia visual.

Pero también gracias a la inmejorable actuación de Joaquin Phoenix como Arthur Fleck, alias Joker o Guasón, quien dota de humanidad y fragilidad a uno de los villanos más famosos de la cultura pop de las últimas décadas.

DIRECCIÓN: Todd Phillips

PROTAGONISTAS: Joaquin PhoenixRobert De NiroZazie Beetz, Marc Maron, Frances Conroy

GÉNERO: Suspenso/Drama

CALIFICACIÓN: Para mayores de 14 años

Seguir leyendo