Parasite: El retrato coreano a una sociedad polarizada

Por

Parasite: El retrato coreano a una sociedad polarizada
Foto: Imagen promocional Parasite

Parasite trata sobre la familia Kim vive o, mejor dicho, sobrevive en su hogar en un semisótano ubicado en uno de los barrios más populares de Seúl.

Parasite trata sobre la familia Kim vive o, mejor dicho, sobrevive en su hogar en un semisótano ubicado en uno de los barrios más populares de Seúl. Bajo la poca luz que reciben desde la ventana principal, pasan los días el patriarca Ki-taek (Song Kang-ho), junto a su esposa Chung-sook (Jang Hye-jin) y sus dos jóvenes hijos, Dong-ik (Lee Sung-kyun) y Ki-jung (Park So-dam).

Es aquí donde ahora todos se dedican a armar -o casi- cajas de entrega para una cadena de pizza a domicilio, mientras tratan de interceptar con sus celulares la señal de wi-fi de uno de sus vecinos para acceder gratis a internet.

Un rayo más luminoso se infiltra en las mediocres existencias de los Kim con la visita del mejor amigo de Ki-woo, Min (Park Seo-joon), quien se irá a estudiar al extranjero y decidió pasar a dejar un regalo de su abuelo para la familia: una piedra de erudito, o Gongshi, que es símbolo de prosperidad.

Pero hay algo más: por su viaje Min abandonará su labor como profesor de inglés de la hija adolescente de una adinerada familia y pensó que su amigo sería el reemplazante perfecto, a pesar de no tener los estudios superiores requeridos.

Sin embargo, gracias al talento de su hermana en la falsificación de documentos, él se presenta como educador titulado ante la familia Park y consigue el trabajo; además de recomendar a la dueña de casa, la Sra. Yeon-kio (Jo Yeo-jeong), una “terapista en arte” para sacarle partido al supuesto talento de su hijo más pequeño.

Así de un día para otro, y quizás por la buena suerte emanada de la piedra de erudito,los hermanos Kim, sin revelar su parentesco, se encuentran trabajando en la mansión de los Park, ubicada en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad.

Pero deciden dar un paso más: hacer que sus padres también se conviertan en empleados del lugar. Para ello consiguen que la ama de llaves y el chofer originales sean despedidos, luego de inventar que el conductor usaba el auto familiar para sus conquistas amorosas y que la mujer sufre de tuberculosis.

Victimarios y víctimas de una sociedad polarizada

Luego de que los Kim logran tomar el control del manejo de la casa y los estudios de los hijos de los Park, la historia los enfrenta a una revelación que genera un quiebre en su casi perfecto plan para conseguir una mejor vida, engañando a quienes lo tienen casi todo.

Una película que pasa de la comedia más negra al drama y luego al suspenso, ofreciendo una mezcla casi perfecta de sátira y crítica social.

Algo que su director, Bong Joon-ho, consigue al dibujar con precisión los contrastes entre los representantes de dos clases sociales, presentes tanto en Corea del Sur como en nuestro país. Donde los protagonistas son a la vez victimarios y víctimas de una sociedad polarizada.

Quizás Parasite no logre este domingo conseguir el Oscar como Mejor Película frente a contendores “occidentales” como 1917 o Había una Vez en Hollywood, pero sin lugar a dudas ya pasó a formar parte de lo más destacado del cine mundial de los últimos años, con su inmejorable elenco y un relato preciso y remecedor.

¿Quieres ver Parasite o las otras películas nominadas al Oscar 2020? Aquí te dejamos dónde ver las mejores películas del 2019 según la academia.

DIRECCIÓN: Bong Joon-Ho

PROTAGONISTAS: Song Kang-ho, Lee Sun-kyun, Jo Yeo-jeong, Choi Woo-sik, Park So-dam

GÉNERO: Comedia/Drama

CALIFICACIÓN: Para mayores de 14 años

Seguir leyendo