Ted Bundy: Durmiendo con el Asesino: Reviviendo al sicópata

Ted Bundy: Durmiendo con el Asesino: Reviviendo al sicópata
Foto: Tedd Bundy: durmiendo con el enemigo

Bajo la dirección de Joe Berlinger, el largometraje se centra en la relación del asesino serial con Liz Kendall.

Han pasado casi 15 años desde que un muy joven Zac Efron saltó a la fama al interpretar el papel de Troy Bolton en High School Musical, el exitoso musical para televisión de Disney Channel. Y tras este rol, que replicó en otras tres ocasiones, el chico californiano comenzó a tratar de desligarse del personaje Disney con incursiones en la pantalla que han ido desde el drama a la comedia.

Sin embargo, con Ted Bundy: Durmiendo con el Asesino Efron se desmarca completamente de Bolton, convirtiéndose en pantalla en uno de los sicópatas más mediáticos de la historia estadounidense, quizás solo opacado por Charles Manson, que reconoció 30 muertes, aunque este número en realidad sería mucho mayor.

Bajo la dirección de Joe Berlinger, el mismo realizador de la serie documental Conversations with a Killer: The Ted Bundy Tapes, actualmente en Netflix, el largometraje se centra en la relación de Bundy (Efron) con Liz Kendall (encarnada por Lily Collins), quien fue su pareja por varios años, mientras él se escapaba para perpetrar sus más cruentos ataques.

Así, el relato revive la noche en que coincidieron en un bar de Seattle, él como un estudiante de Derecho y ella como madre soltera y secretaria en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington. Sin sospechar de nada, se inició el romance e incluso Liz estuvo presente y apoyándolo en el juicio donde Bundy  fue ligado a la muerte de varias chicas en el Lago Sammamish.

Pero el traslado de Ted desde la cárcel de Utah a una penitenciaria de Colorado, donde se le acusa de la muerte de otra muchacha, agranda la distancia entre la pareja, pero no disminuye el amor y dependencia que Liz siente por él.

Después de burlar la vigilancia, Bundy se escapa del tribunal de Colorado, para en seis días ser capturado y llevado de vuelta a la cárcel. Poco más tarde, nuevamente se da a la fuga y logra escapar del Estado y llegar hasta Florida. Sin embargo, un brutal ataque a jovencitas que duermen en la casa de una fraternidad marca el inicio del fin.

Buen elenco para una historia a medias

Con un elenco que incluye a nombres como Jim Parsons, Haley Joel Osment y John Malkovich, Berlinger va dibujando un relato que queda a medio camino entre la fallida relación de Kendall con Bundy, y el drama judicial del asesino en la cárcel y en el estrado, sin concretar de mejor forma ninguno de los dos.

Algo que llama aún más la atención cuando se piensa en el trabajo que este realizador logró en su reciente documental sobre el sicópata, o piezas anteriores de su autoría, y del mismo género, como las diferentes entregas de Paradise Lost.

Aunque hay que destacar a Efron como su protagonista, ya que dota a su interpretación de aquella extraña dualidad de Bundy: por un lado, su oscura y temible faceta de asesino y, por otro, el magnético individuo que logró que a sus juicios asistieran varias mujeres que dudaban de su culpabilidad. Como también lo hizo Liz por varios años.

DIRECCIÓN: Joe Berlinger

PROTAGONISTAS: Zac Efron, Lily CollinsAngela SarafyanKaya Scodelario, Haley Joel Osment

GÉNERO: Suspenso/Biografía

CALIFICACIÓN: Para mayores de 14 años

Seguir leyendo