Luis Miguel, la serie, es la producción de Netflix que hay que ver por estos días. Aquí, varios porqués. Ojo: alerta de spoilers.

Por:
Junio 22, 2018

1. Baúl de los recuerdos

Recordar la vida de Luis Miguel gracias a esta serie de Netflix es viajar directo a los años 80, cuando ese niño aún, arrasaba en toda Latinoamérica. En Chile era grito y plata, número fijo en los estelares de la TV y hasta en el Festival de Viña del Mar, donde actuó por primera vez en 1985, fulminando a sus fans con hits como La chica del bikini azul y No me puedes dejar así.

La producción plasma con apego cómo era la onda en esa época, la ropa, los peinados (“chasquilla catarata”, tan usada por las mujeres en esos años, incluida) y los autos.

Si tienes más de 40 y quieres recordar esa época, o tienes menos, pero te llama la atención la estética ochentera llena de brillo, música hecha con sintetizadores y camisas de cuello ancho, sintoniza ya Netflix.

2. Un culebrón de aquellos

Luis Miguel dio su venia para que Netflix hiciera esta serie sobre su vida, aunque últimamente ha reclamado porque, según él, le han puesto demasiada ficción.

Sea como sea, aquí puedes encontrar varios secretos bien escabrosos que tal vez no conocías, como por ejemplo que desde mediados de los 80 no se sabe nada de su mamá, que su padre lo introdujo en el mundo de las prostitutas siendo todavía un niño o que este señor le daba un medicamento llamado efedrina para que el niño/cantante rindiera más y no se agotara entre sus estudios, los shows y las películas que filmó en los 80.

3. El mejor/peor villano del año

Pocos dudan de que Luis (Luisito) Rey, el papá de Micky (interpretado magistralmente por el actor español Óscar Jaenada), es el mejor y, por lo tanto, más malo de los villanos que han salido este año. Un tipo mentiroso, manipulador y sinvergüenza que llega a exasperar.

Maltratador sin tregua, es una pesadilla no sólo para su hijo artista -al que incluso pone en aprietos legales-, sino también para su esposa, para sus otros dos hijos y para los que trabajaban a su alrededor.

Ojo eso sí, porque la serie también deja claro que una parte del éxito del Sol de México se debió a la perseverancia de Luis Rey, quien también es el autor de algunos de los primeros hits del astro, como Fiebre de amor y Este amor.

¿Algo más? Ojo con su llamativa forma de hablar en la serie, llena de giros andaluces (Luis Rey nació en Cádiz), como “pisha”, algo así como “compadre”.

4. El enigma de la mamá

Ni en la vida real ni en la serie -al menos hasta ahora- se sabe qué pasó con la madre del Sol de México.

La actriz y ex modelo italiana Marcela Basteri fue vista por última vez en España, en 1986, cuando se supone que iba a partir rumbo a Chile a ver a su hijo, que era una de las atracciones del Festival de Viña de ese año.

Ella nunca llegó a ese destino y su huella se perdió para siempre, incluso -según la serie- para sus más cercanos.

¿La habrá buscado lo suficiente Luis Miguel? Eso no queda claro, otro misterio de los muchos que trae este culebrón.

5. Hits para la fanaticada

A los fans de Luis Miguel es a los que más hay que entusiasmar con esta serie, porque ahí aparecen varios de los éxitos que Micky lanzó en las primeras etapas de su carrera, desde Decídete hasta Culpable o no, pasando por Fría como el viento y Palabra de honor.

Claro, no los interpreta Luismi, pero el actor que lo encarna, Diego Boneta, tiene una voz bien similar a la del ídolo mexicano. No desmerece.

Más encima, en la serie muestran detalles de cómo se filmaron algunos de los videoclips más recordados del astro, como el de La incondicional, ese en que hacía de piloto de la Fuerza Aérea, al más puro estilo de la película Top Gun.

6. Niño prodigio haciendo de niño prodigio

Izán Llunas es el nombre del pequeño actor/cantante que interpreta a Luis Miguel en su etapa más precoz.

Se parece mucho a Micky y actúa con bastante propiedad para ser un niño. Pero también ha sorprendido por su voz prodigiosa, tanto como era a su edad (10 años) la del Sol de México.

Tenía a quien salir: Izán es hijo del cantante Marcos Llunas y nieto de Dyango, el famoso baladista español.

7. Un actor en alza

No nos olvidemos del protagonista de la serie, el actor Diego Boneta (28). Algunos dicen que se parece más a Emmanuel en sus años mozos que a Luis Miguel, pero rinde bien en el rol del Sol de México.

En cada episodio despliega una buena gama de emociones e imita con propiedad desde esa sonrisa boba eterna del ídolo azteca hasta su manoseo de pelo constante.

Ya está dicho, pero hay que recalcar que cuando le toca cantar los hits de Luismi no desmerece. De hecho, Boneta tiene un par de discos a su haber.

8. Luis Miguel, el fiestero

Hay momentos entrañables en la serie, en que se muestra al ídolo más humano que nunca, aproblemado, frágil, lejos de esa imagen de robot inalcanzable que predominaba hasta hoy.

Esos pasajes en que descubre cómo su padre lo manipula y lo separa de su amor de adolescencia y en los que se vuelca al placer y el alcohol son los mejores, porque logran lo que los mejores publicistas a veces no consiguen: acercar a un ídolo, hacerlo mortal y, por lo tanto, entendible y querible.

9. El Sol y el amor

Si eres de los que buscan romance en una serie, ésta lo tiene y en altas dosis, porque sabido es que Luis Miguel ha sido protagonista de bastantes amoríos bien mediáticos.

A uno que se le da bastante relevancia en la historia es el que sostuvo con la fotógrafa Mariana Yazbek cuando era un adolescente y que fue motivo de grandes desavenencias con su padre/mánager.

También aparece Stephanie Salas (en la serie con el nombre de Sophie), la modelo con la que el cantante tuvo una hija a fines de los 80.

10. El renacer del ídolo

Luismi, que también sabe de negocios, dio los permisos para que la serie sobre su vida se hiciera, porque sabía que era una forma de revitalizar su carrera.

Desde hace unos años que ésta ya no tenía el brillo del que gozó en los 90 o a comienzos del 2000, pero la producción de Netflix consiguió revivir ese éxito. Sin ir más lejos, Culpable o no, canción que grabó en 1988, figura entre las cinco más escuchadas en Spotify México.

Todo un logro para alguien que publicó el disco ¡México por siempre! el año pasado, pero que no había conseguido estar en boca de todos hace años. Hasta que a fines de abril salió la serie sobre su vida y todo cambió.

¿Ya te convenciste? Entonces mírala haciendo click acá.