Cocina a las hierbas (Cooking on high) es el show de Netflix, en que chefs compiten por crear deliciosos platos con un ingrediente estrella: marihuana.

Por:
Julio 3, 2018

Un inusual programa de concursos llegó los últimos días de junio al catálogo de Netflix.

Se llama Cooking on High (traducido como Cocina a las hierbas en Latinoamérica, y Colocados en la cocina en España) y, como su nombre lo dice, combina comida y marihuana en un solo show.

Cocina a las hierbas

Su primera temporada —de 12 capítulos, 14 minutos cada uno— fue estrenada el viernes 22 de junio y rápidamente dio que hablar, no por su gran producción, si no por lo simple de su formato.

En cada episodio dos chefs o aficionados a la cocina compiten por preparar el plato más delicioso y que consiga el mejor “efecto” posible.

Es Josh Leyva —el presentador, que se hizo conocido por su canal de YouTube— el encargado de enunciar la temática de los platos que deben cocinar los participantes.

Así, por ejemplo, podrás ver en la pantalla desde refinados platos franceses hasta deliciosas versiones de papas fritas. Todos con un ingrediente principal: cannabis sativa.

El tipo o “raza” de marihuana cambia en cada episodio, y es presentada por el comediante, músico, actor y activista estadounidense Ngaio Bealum que, además, es el editor de la revista especializada West Coast Cannabis.

También es él quién entrega los datos más educativos del programa, como los posibles efectos que cada cepa puede producir al consumirla, o cómo el cuerpo humano puede absorber los químicos de la cannabis cuando esta se ingiere como alimento.

¿Concurso?

Pero, ¿Es esta mini serie de Netflix  un concurso real?

La verdad es que los participantes no compiten por un gran premio porque, ante todo, Cooking on High es un programa de entretención.

Al final de cada capítulo, un jurado de “expertos fumadores” elige al ganador de la Golden Pot que, como su traducción literal sugiere, no es más que una simple y pequeña olla de oro (en verdad, dudamos que sea de oro).

En todo caso, es un premio con nombre juguetón, porque con una traducción menos literal quiere decir “marihuana dorada” (en la cultura urbana la palabra pot es utilizada para referirse a la cannabis).

Pero, más allá de todo, son ganadores honoríficos por haber creado uno de los mejores platillos hechos con cannabis que se hayan conocido en la historia (sinceramente, la competencia no es demasiado grande, dado que la marihuana se considera ilegal en gran parte del mundo).

Así que ya lo sabes.

Si quieres aprender más sobre comida cannábica —y ver los efectos de estos sabrosos platos después de que sus creadores y jueces los prueban—, esta es la serie que tienes que ver.

Click acá para ver Cooking on High en Netflix.