Parque Futangue: La joya del Lago Ranco

Parque Futangue: La joya del Lago Ranco

A 40 km de Futrono y a orillas del Lago Ranco está el Parque Futangue, una reserva natural privada con más de 13 mil hectáreas. Ahí se puede alojar, caminar por la selva valdiviana, hacer kayak e ir a comer a su nuevo restaurante.

Hotel en pleno bosque

Aunque el parque abrió en los 90, sólo en diciembre pasado inauguró su hotel Futangue Lodge. Al medio de la selva valdiviana, tiene 16 habitaciones con vistas a la pradera (desde $ 127.000). Nuevo es también el restaurante del hotel, El mesón del Caulle, que está abierto para todo público. Se puede ir a almorzar y comer allá, y a probar la mano del chef Juan Pablo Aránguiz, quien cocina con productos de la zona, como la murta y el arrayán. El generoso menú cuesta $ 24.800 e incluye maridaje. ¿Qué le puede tocar? Un “cancato de trucha” o una deliciosa “entraña con licor de arrayán”, acompañada de guiso de mote y hongos.

Vistas desde el cerro Mayo

Para los que disfrutan del trekking, la reserva ofrece varias opciones, con caminatas intensas y otras no tanto, pero por sobre todo con vistas inigualables, como una de baja intensidad hacia el volcán Pichi y otro de mayor ascenso al cerro Mayo ($ 10.000), que está a 8 km antes de llegar a la entrada principal del parque (km 14 de Camino Riñinahue). Este recorrido de intensidad media consiste en subir 1.200 metros por un sendero de impresionante belleza, rodeado de enormes helechos, coligües y arrayanes, y permanente vista al lago Ranco. Hay que llegar a la cima sí o sí, porque tiene una vista en 360° del bosque, el lago y de cinco volcanes, entre ellos el Osorno, el Villarrica y el Choshuenco.

Un tour para conocer la ranita de Darwin

Si va con niños, haga el Sendero de Darwin ($ 15.000, incluye la entrada al parque), porque se trata de ir en busca de la ranita que el naturalista inglés Charles Darwin descubrió en el siglo XIX. El circuito tiene cerca de 2 km y se va por un camino de bosque nativo. Este se transita sólo en tres horarios -a las 10 AM, 2 PM y 5 PM- para no alterarlo y, así, encontrar con mayor facilidad al pequeño anfibio endémico que lleva el nombre del científico. Antes de acercarse a estas pequeñas especies, el biólogo que lo acompañará le limpiará los zapatos para no contaminar la zona. Le impresionará la capacidad de mimetización de estas ranitas de 30 mm máximo, que parecen hojas o parte de la tierra.

Pedaleo Selvático

En bicicleta también se puede conocer este lugar. Hay una ruta de 7,5 kilómetros que se hace por anchos senderos que se internan por la selva valdiviana, característica por su bosque siempre verde, compuesto por arrayanes, avellanos y coligües, entre varios otros. Las bicis las arriendan en la entrada del parque ($ 25.000, con ticket de ingreso) y con ellas irá recorriendo un camino con poco ascenso. Para descansar, entremedio hay, al menos, cuatro miradores que dan hacia enormes cascadas provenientes del río Riñinahue. Llegue hasta la laguna Pichi, donde podrá descansar bajo los árboles o mojarse los pies antes de comenzar el regreso.

Kayak en aguas turquesa

Es ahí mismo, en la laguna Pichi (“pequeña”, en mapudungún), donde además de bañarse puede practicar kayak ($ 10.000 p/p). Esto, como parte de una excursión guiada de dos horas, en la que primero le enseñan a manejar la embarcación en tierra para luego lanzarse al agua y empezar a remar por sus tranquilas aguas turquesa. Ahí, además de ir navegando, podrá contemplar el boscoso paisaje. Si le toca un día despejado, hágalo al atardecer: verá un festival de colores que cambia de un minuto a otro. El tour incluye un trekking de 15 minutos hasta la laguna Negra, donde podrá identificar distintos tipos de anfibios.

El parque es apto para todo público y la entrada cuesta $ 10.000 por persona. Si quiere más información puede encontrarla en parquefutangue.com.

ESTACIONAMIENTO: En el lugar, gratis.

Parque Futangue

Parque Futangue

Dirección

Camino a Riñinahue km 22
Lago Ranco, Región de los Ríos Chile

Abrir en Google Maps

Teléfono

Seguir leyendo