Las nuevas series coreanas estrenadas en Netflix y que no puedes dejar de ver

Las nuevas series coreanas estrenadas en Netflix y que no puedes dejar de ver
Propuesta laboral | Netflix

Todos los meses llegan a la plataforma nuevas producciones hechas en Corea del Sur, para alegría de las fanáticos de los k-dramas. Con esta guía te puedes poner al día con las últimas que se sumaron.

Las series coreanas en Netflix son todo un hit, tal como lo demostró en 2021 El juego del calamar y su mega éxito mundial.

De hecho, todos los meses en la plataforma de streaming se estrenan producciones hechas en Corea del Sur, algunas originales del servicio y que otras que antes deburararon en la TV de su país.

En esta guía recopilamos las más recientes, las que se sumaron en los últimos meses y que los fanáticos de las series coreanas en Netflix no pueden dejar pasar.

Propuesta laboral

Propuesta laboral | Netflix

Otro webtoon o historieta digital llegó a Netflix convertido en serie: Sanae matsun (literalmente La cita a ciegas de la oficina), la creación de Hae Hwa publicada entre 2017 y 2018 en Kakao Page y que es la base de los 12 capítulos del k-drama que estrenó la plataforma.

Así los personajes que se hicieron célebres como dibujos adquieren vida y son la esencia de un atractivo relato, donde la comedia y el romance llevan al espectador por una narración con muchos guiños a su fuente original.

El que tiene como protagonista a un serio, pero muy atractivo protagonista masculino, Kang Tae-Mu (Ahn Hyo-Seop), joven heredero de Alimentos Go Food que acaba de llegar desde el extranjero para hacerse cargo de la presidencia de la empresa que maneja su abuelo.

Al mismo tiempo que conoce a Shin Ha-Ri (Kim Se-Jeong), una investigadora en Go Food y con ella comienza una serie de encuentros y desencuentros que irán lentamente acercando al en apariencia distante heredero y la vivaz Ha-Ri, quien ante él oculta que es su empleada de las formas más disparatadas.

Mientras hace gala de un estilo de vestir y maquillaje un tanto exagerados, que en un principio impactan al abuelo del joven presidente, el director Kang Da-Koo (Lee Deok-Hwa), un hipocondríaco amante de los k-dramas.

Ver en Netflix

Veinticinco, veintiuno

Veinticinco, Veintiuno | Netflix

Entre 1997 y 1998 se experimentó la que luego sería conocida como la Gran Crisis Financiera Asiática, que afectó a Tailandia, Indonesia y Corea del Sur. La cual es la detonante del relato del K-drama creado por Hong Ki-sung y Kim Young-kyu, que tras su debut por el canal de cable tvN se convirtió en uno de los espacios más vistos de su país.

Fenómeno que se repitió después de su llegada a Netflix, convirtiendo a la serie en uno de los títulos más vistos en diferentes países, gracias a su mezcla de romance, drama y algo de comedia.

La que a través de sus 16 episodios muestra la amistad entre Na Hee-do (Kim Tae-ri), un adolescente que practica esgrima, y el nuevo repartidor de diarios de su barrio, Baek Yi-jin (Nam Joo-hyuk).

Un relato que tiene un doble eje argumental: por un lado la relación que va creciendo entre ambos, como también la creciente rivalidad deportiva entre ella y su antes idolatrada esgrimista Yu-rim.

Donde además es clave el juego que realiza la narración entre presente y pasado, como también entre drama, romance y comedia. Sin olvidar un elemento clave de la serie: el encanto de la pareja protagónica.

Ver en Netflix

Tribunal de menores

Tribunal de menores | Netflix

El drama romántico ha sido por años una de las cartas de presentación de las series coreanas que han llegado a Netflix. Pero con el debut de Tribunal de menores lo dramático se expande ahora hacia el conflicto social, legal y criminal.

Problemáticas que pueden presentarse en cualquier rincón del mundo y acá se toman cada uno de los 10 capítulos de la producción dirigida por Hong Jong-chan, que tiene como eje de su narración el juzgado de menores del distrito de Yeonhwa.

Hasta donde llega como nueva integrante de su equipo de jueces la respetada abogada Shim Eun-seok (Kim Hye-soo), quien viene precedida por una reputación como excelente profesional, pero muy fría en su trato con quienes la rodean. La misma que deja muy claro el porqué decidió trabajar en ese cargo: su odio hacía los delincuentes juveniles.

Así, se va haciendo cargo de distintos casos, donde los jóvenes son victimarios tras ser víctimas de malos padres o una sociedad que no los ayuda y en los que pone en marcha su implacable sentido de justicia, aunque esto le cueste más de un problema.

La particular apuesta de esta serie, donde el desempeño de Kim Hye-soo como su singular protagonista se roba la pantalla, ya que logra que el público empatice con ella a pesar de esa coraza de frialdad que esconde un gran drama personal.

Ver en Netflix

Estamos muertos

Estamos muertos | Netflix

Al igual que otros títulos hechos en ese país, la nueva serie surcoreana de Netflix tiene como base un webtoon, o historieta digital, llamado Jigeum woori hakkyoneun.

Esta vez los elementos centrales de su narración, que se despliega en 12 capítulos, son el terror y el gore que desata una plaga zombi que repentinamente afecta a la ciudad de Hyosan y tiene como sus primeras víctimas a los alumnos de una escuela.

La que surge desde el laboratorio que tiene en una la Secundaria Hosan Lee Byeong Chan (Kim Byeong-cheol), un científico y profesor que decidió experimentar en su propio hijo un virus que cambiaría su personalidad y lo haría defenderse de los ataques que recibía.

Pero su experimento no resulta y, en cambio, transforma en zombis a las personas y se convierte en el detonante de una plaga luego de que una estudiante se contagia y muerde a sus compañeros y a quienes la atienden en el hospital a la que es derivada al suponerse que está enferma.

Desde ese momento “la enfermedad” comienza a esparcirse por el colegio y pronto avanza rápidamente por la ciudad. Así, mientras el relato principal se centra en la secundaria, la serie despliega otras subtramas, complementando su terror zombi, bastante sangriento, con el drama del rescate y los conflictos que surgen entre los jóvenes.

Ver en Netflix

Rumbo al infierno

Rumbo al infierno | Netflix

La nueva serie surcoreana de Netflix carga con el peso de debutar después del fenómeno mundial en que se convirtió El juego del calamar. Un desafío detrás del cual se encuentra Yeon Sang-ho, quien hace cinco años sorprendió a la crítica y el público con Estación zombie.

El realizador que junto al dibujante Choi Gyu-seok creó la webtoon, o historieta digital, titulada Infierno, que explora la historia de cómo surge el caos social después de que suceden graves hechos paranormales, los que aprovecha por un grupo religioso y que llegó al streaming convertido en una atrapante serie.

La cual está compuesta de seis episodios y donde terroríficas criaturas de gran tamaño y musculatura, que parecen estar compuestos por humo, atacan violentamente a personas que estarían destinadas a ir al infierno.

Hechos que para los integrantes de La Nueva Verdad, organización religiosa liderada por el Presidente Jung Jin-soo (Yoo Ah-in), son obras de Dios, quien los envaría para castigar a los pecadores y mandarlos al infierno.

Así, entre lo paranormal y el fanatismo, el drama y la violencia, se va desarrollando Rumbo al infierno, donde además son claves, para mantener siempre en alerta al espectador, diferentes revelaciones y un traslado a cuatro años en el futuro, donde cambia su protagonismo.

Ver en Netflix

Mar de la Tranquilidad

Mar de la tranquilidad | Netflix

Una apuesta de elevado nivel de producción es Mar de la Tranquilidad, que se basa en un cortometraje homónimo de su director, dividida en ocho episodios marcados por la ciencia ficción y el suspenso, y cuyo elenco incluye a actores como Bae Doona (Kingdom) y Gong Yoo (Estación zombie).

Ellos son los protagonistas de la historia que se ambienta en un futuro cercano, cuando la Tierra está desertificada, ya que se secaron ríos y mares alrededor del planeta, y el consumo de agua contaminada ha elevado el nivel de enfermedades a nivel mundial.

Donde este elemento es un bien preciado y al alcance de unos pocos, como en Corea del Sur, donde el Comité Nacional de Medidas de Supervivencia Humana se encarga de distribuirlo, haciendo diferencias entre las clases sociales y niveles profesionales.

También es el elemento central de la peligrosa misión de un grupo de astronautas y científicos a la Estación de Investigación Lunar Balhae, centro de investigación donde hace cinco años ocurrió una tragedia que cobró las vidas de los 117 miembros y donde ahora suceden extraños hechos.

Misterios que son uno de los ejes de esta producción, que logra enganchar al espectador gracias a su elenco y su buena mezcla de suspenso y ficción, pero que por momentos se torna demasiado lenta y algo monotemática.

Una de las series coreanas en Netflix imperdibles.

Ver en Netflix

La belleza de Gangnam

La Belleza de Gangnam | Netflix

Nuevamente un webtoon, o o historieta digital, es la base de una serie surcoreana, en este caso la creada por Maenggi Ki bajo el nombre original de Nae Aidineun Gangnammiin, y conocida en inglés como My ID is Gangnam beauty, que hace referencia a quienes recurren a la cirugía plástica para cambiar su apariencia.

Lo que en La belleza de Gangnam se aborda a través de lo que vive Kang Mi-rae (Im Soo-hyang), cuya historia en un inicio lleva a algunos años al pasado, cuando ella era una pequeña que recibía las burlas de otros niños por estar un poco pasada de peso. Algo que combatió haciendo mucho ejercicio.

Pero al estar delgada, comenzó a ser nuevamente maltratada por sus compañeros de colegio por ser fea. Un calificativo que la llenó de inseguridad y tristeza, y la empujó a recurrir en su juventud a la cirugía para cambiar su rostro. Lo que hizo ayudada por su madre y a escondidas de su padre.

Así, con una cara que está dentro de los parámetros comunes de belleza, Mi-rae enfrenta una nueva etapa de su vida: la universidad, entrando a estudiar química a Hankuk, donde es catalogada como una de las bonitas novatas de la facultad. Algo que la equipara con la amistosa Hyun Soo-ah (Jo Woo-ri).

Sin embargo, la timidez no abandona a Mi-rae y se acrecenta cuando se descubre que su belleza no es natural, por lo que es calificada como “Gangnam Beauty” de manera despectiva. Pero encontrará apoyó en quien menos lo espera: Do Kyung-seok (Cha Eun-woo), un atractivo joven al que no le importa la apariencia física.

Ver en Netflix

El afecto del rey

El afecto del rey | Netflix

Un manhwa, o cómic surcoreano, luego transformado en webtoon, es la base de un k-drama que tiene al romance como un ingrediente esencial. Su nombre original es Yeonmo y llegó a Netflix convertido en una serie llamada El afecto del rey, que está compuesta de 20 episodios.

Los que combinan lo romántico con lo histórico, y algo de fantasía, ya que el espacio se ambienta en la Dinastía Joseon y se inicia cuando la princesa heredera Han (Han Chae-ah) está a punto de darle un hijo al príncipe heredero Hyejong (Lee Pil-mo). Pero no solo nace un niño, sino que también una niña.

Sin embargo, el tener gemelos es signo de mala suerte, por lo que el rey, a través de su consejero Lord Sangheon (Yoon Je-moon) -quien es además padre de la princesa Han-, ordena eliminar a la pequeña. Aunque la reciente madre es más astuta y logra sacar a su hija del palacio y enviarla lejos.

Lo que ella no imagina es que más de una década después la niña, llamada Dam-yi (Choi Myung-bin, retorna desconociendo su identidad y se convierte en parte de la servidumbre real. Labor en la que el destino la pone frente a frente con su hermano, el príncipe Lee Hwi (la misma Choi).

Las cosas solo se complican y Lee Hwi muere en un confuso incidente orquestado por Lord Sangheon, obligando a la ahora reina Han a poner a su hija -a quien conoció hace poco- en el lugar del heredero. Algo que continúa haciendo por 10 años, hasta llegar a ser un juvenil príncipe que se reencontrará con su primer amor.

Ver en Netflix

Seguir leyendo