Midsommar: Una pesadilla en medio del verano nórdico

Por

Midsommar: Una pesadilla en medio del verano nórdico

El realizador neoyorquino Ari Aster (El Legado del Diablo) retorna a las salas locales con esta inquietante, pero imperdible cinta ambientada en una luminosa localidad sueca.

Dani Ardor (Florence Pugh) es una joven estudiante que tras la traumática muerte de sus padres y hermana encontró refugio en la relación amorosa con Christian Hughes (Jack Reynor), sin saber que éste había sido aconsejado por sus amigos de terminar con ella poco antes de que ocurriera la tragedia.

En medio de una fiesta, Dani se entera que Christian y sus compañeros de cuarto y amigos llevan ya un tiempo planeando un viaje a Suecia durante el verano, donde conocerán la comunidad de Hårga, en Hälsingland, donde creció uno de ellos, Pelle (Vilhelm Blomgren).

Luego de que Christian le confiesa a Pelle, Josh (William Jackson Harper) y Mark (Will Poulter) que se sintió en la obligación de invitar a Dani a su aventura en el norte de Europa, y que con seguridad ella no se sumará al viaje, se ve cómo todo el grupo llega finalmente a su destino.

Tras un largo viaje en auto, arriban a Hårga, donde Pelle introduce sus amigos a familiares y coterráneos, y les muestra las instalaciones que los acogerán por las próximas semanas. Lugar en que además serán parte de la celebración pagana que allí se realiza en los días estivales.

Aunque la primera impresión es más que positiva, poco a poco pequeños detalles en el comportamiento y los rituales de sus anfitriones llaman la atención de los jóvenes invitados estadounidenses, como también la de una pareja de británicos que también visita el poblado.

Todo empeora cuando son testigos de uno de los primeros rituales de la celebración, donde una pareja de ancianos es llevada a uno de los sitios más elevados del terreno conocido como ättestupa, nombre dado al risco desde el cual se dejaban caer las personas mayores para morir en tiempos ancestrales.

El sólido retorno de Ari Aster

Con esta inquietante historia el público nacional se reencontrará con Ari Aster, el realizador neoyorquino que hace un año debutó en la dirección de un largometraje con la no menos impactante El Legado del Diablo, donde la muerte de la abuela de una familia empieza a revelar heridas del pasado y situaciones inesperadas.

En esta ocasión ya no está el grupo liderado por Annie Graham (Toni Colette), pero si Dani (con una siempre impecable Florence Pough), quien arrastra el dolor de la perdida mientras se involucra cada vez más con la comunidad que visita, otorgando nuevamente a la figura femenina un rol central.

Y si en la ópera prima de Aster eran la oscuridad y las miniaturas construidas por Annie los complementos del relato, acá son claves el luminoso verano nórdico -carente de la oscuridad de la noche- y los dibujos de las paredes, que revelan los secretos del mundo pagano que va encerrando a los protagonistas.

DIRECCIÓN: Ari Aster

PROTAGONISTAS: Florence PughJack ReynorVilhelm Blomgren, William Jackson Harper, Will Poulter

GÉNERO: Drama/Terror

CALIFICACIÓN: Para mayores de 18 años

Seguir leyendo