365 dni: el drama erótico polaco que causa controversia en Netflix

365 dni: el drama erótico polaco que causa controversia en Netflix
365 DNI | Netflix

Tras estrenarse el domingo, 365 dni fue una de las películas más vistas en Netflix en EE.UU. y causó polémica al mostrar un secuestro que deriva en romance.

En tan solo horas, la película 365 dni (traducida del polaco como 365 días) se convirtió en una de las más vistas entre el el público estadounidense de Netflix, tras su llegada el domingo a los distintos países en que está disponible.

Y en Chile, además, se posicionó de inmediato en la lista del más populares de la plataforma de streaming.

Un éxito de audiencia que replica el recibimiento que la cinta basada en las novelas de Blanka Lipińska tuvo en Polonia tras su debut en febrero, ya que los libros en que se basa tienen allá un público cautivo, por su mezcla de sexo, romance y controversia.

Esto último debido a la situación en que se involucra su protagonista, una suerte de Síndrome de Estocolmo “romántico”. Ella es Laura (Anna Maria Sieklucka), una joven ejecutiva de Varsovia que sin saberlo se ha convertido en la obsesión de Massimo (Michele Morrone).

Él es un atractivo jefe de la mafia siciliana, que se presenta a sí mismo como empresario y hace cinco años estuvo al borde a la muerte. Fue en los segundos en que su corazón de detuvo, debido a un disparo, que vio claramente la imagen de una mujer.

Tras años de búsqueda, Massimo descubre a esa mujer, es decir Laura, en el aeropuerto de Sicilia, hasta donde ella ha llegado con su novio. Y es precisamente después de una pelea con su pareja que los hombres del capo mafioso raptan a Laura.

Al despertar, Massimo le explica por qué la tiene en su mansión en contra de su voluntad, pero le promete que no le hará nada malo -aunque en varios momentos la sostiene con mucha fuerza- y la retendrá por 365 días o hasta lograr que se enamore de él (¿!¡?).

Del secuestro a un torturado romance

Desde ese momento, se desarrolla entre ambos una relación que involucra la compra de lujosos vestidos y accesorios para ella, como también una relación al límite del abuso, donde la atracción sexual es la tercera protagonista de la historia.

Así, con el rudo mafioso tratando de conquistar a Laura con sus costosos regalos y haciéndole saber de manera bastante gráfica lo que se está perdiendo en materia sexual, se desarrolla casi más de la mitad de la trama de esta realización polaca.

Una adición a catálogo de Netflix que varios califican ya como la nueva 50 sombras de Grey, por estar basada en una novela erótica y centrarse en una relación al límite de lo que se califica como normal; aunque acá la dinámica de poder es claramente más problemática.

Esto porque lo que comienza en 365 dni como un secuestro se transforma en un conflictiva relación amorosa, donde lo carnal es el elemento clave. Como lo deja en claro la escena del primer encuentro sexual de los protagonistas, que dura bastante más de cinco minutos.

Un paso de la sumisión más bien violenta a un torturado romance, cargado de erotismo y cuyos productores al parecer no oyeron nunca hablar del movimiento #MeToo, que no dejará indiferente a ningún espectador mayor de edad que acceda a la cinta.

Y aunque la última escena de 365 dni última escena es un poco desalentadora, muchos ya están hablando de una secuela debido a su gran número de espectadores. Esto porque la novela en que se basa el largometraje no es un volumen único, sino que es el primer libro de una trilogía.

Ver en Netflix

Seguir leyendo