De seguro quedará enganchado por esta familia de gangsters ingleses, rudos pero con su corazoncito, guapos y bien vestidos.

Por:
Junio 8, 2018

Si es de esos que se pasean por el menú de Netflix buscando qué ver, deténgase este fin de semana en la serie inglesa Peaky Blinders, porque no se arrepentirá.

Creada por el guionista británico Steven Knight en 2013 –y con una quinta temporada que debutará en 2019–, lo primero que llama la atención es el nombre de la producción, sacado de una banda gangsteril que existió en la Inglaterra de los años 20.

Traducido, es algo así como “los cegadores de la vicera”, por las hojas de afeitar que los miembros de esa banda cosían en el ala de sus boinas y que usaban como arma, lo mismo que los protagonistas de la serie.

La historia se sitúa en Birmingham, justo después de la Primera Guerra Mundial. Los protagonistas son los miembros de la familia Shelby, ama y señora de las apuestas ilegales en la ciudad, una que debe tratar de prevalecer frente al acoso de la policía y de las bandas rivales.

A la violencia propia de la trama, se le suma algo de política, un toque drama y una pizca de romance, para entregarle a cada espectador lo suyo en dosis justas.

Es aquí donde viene la primera razón para seguir capítulo tras capítulo la serie: las actuaciones, todas brillantes, encabezadas por el guapo de Cillian Murphy, el mismo de la aclamada película de Ken Loach, The wind that shakes the barley.

A medida que la serie va avanzando aparecen otros nombres ilustres, como Tom Hardy y Adrien Brody, quien interpreta a un mafioso italiano con el talento de siempre.

Netflix de alto vuelo

Otra razón para seguir cada episodio es su fotografía, ambientación e iluminación de alto vuelo, elementos que hacen que no cueste nada viajar a la Inglaterra industrial de principios del siglo XX, cubierta siempre por una nube gris.

Para qué hablar del vestuario, que define a cada personaje y que llena la producción de estilo, con pantalones y chaquetas de tweed, trajes de tres piezas, relojes de bolsillo y pajaritas por doquier.

Si a todo eso le suma una banda sonora de lujo, no le queda otra que sintonizar Peaky Blinders cuanto antes: como telón de fondo, ahí suenan desde Nick Cave & The Bad Seeds hasta Arctic Monkeys, pasando por PJ Harvey y The White Stripes.

Échele un ojo a estas joyas en la playlist de Spotify de la serie.