10 stand up de Netflix que tienes que ver

10 stand up de Netflix que tienes que ver

¿Quieres reír un rato? Te ayudamos con 10 de los mejores especiales de stand up de Netflix, que te harán reír y pensar en partes iguales.

Chelsea Peretti: One of the Greats

El nombre de este especial de stand up de Netflix lo dice todo: es una de las grandes.

Chelsea Peretti tiene más que suficiente experiencia en comedia. Escribió para Parks and Recreation y Saturday Night Live, además es la inolvidable Gina Linetti en Brooklyn Nine-Nine.

En One of the Greats vemos a Peretti como siempre: energética y políticamente incorrecta, con una forma de hablar que en sí da risa.

Peretti se refiere a temas cotidianos, como roles de género, conversaciones incómoda y quedarse en casa sin hacer nada.

Pero también tiene sus aspectos introspectivos, incluso incluye algunos delirios surrealistas de su subconsciente. Aunque esas escenas pueden parecer extrañas, mantienen la atención y explican bien la visión de la comediante.

Míralo acá.

Demetri Martin: The Overthinker

El de Demetri Martin debe ser el stand up de Netflix menos convencional. Este comediante hace sus rutinas sin ninguna expresión en su voz y rostro, mientras hace dibujos en vivo y toca música.

The Overthinker hace honor a su título y es ver la obra de alguien que piensa demasiado, analizando todos los aspectos de la vida desde diferentes ángulos.

Habla del horóscopo, del enojo al volante, de los pensamientos de los niños y hasta de perros, los agujeros al centro de las donas y las letras del alfabeto que suenan demasiado agresivas.

Y si no fuera suficiente con lo que pasa en el espectáculo, Martin sigue pensando demasiado. En post-producción se agregó gráficos, subtítulos y una voz comentando la rutina, hasta indicando lo malo que es un chiste.

Míralo acá.

James Acaster: Repertoire

En los cuatros episodios que componen este especial, el comediante inglés James Acaster muestra su trabajo de toda esta década.

Los primeros tres episodios son sus rutinas anuales que ya había presentado. Todas fueron reconocidas en el Festival Fringe de Edimburgo entre las mejores del año en que se estrenaron.

Por otro lado, el cuarto episodio es una referencia a los tres anteriores, haciendo necesario ver toda la colección para entender los chistes. Es un compromiso ver su repertorio, pero vale la pena.

Sus chistes habitualmente se van hacia áreas extrañas, contando reflexiones sobre “loops” temporales y experiencias poco comunes.

Míralo acá.

Hannah Gadsby: Nanette

Si has estado en internet en los últimos meses, seguro has escuchado hablar sobre Nanette.

El especial de esta comediante de Tasmania causó revuelo cuando salió, rápidamente se consolidó como uno de los mejores stand up de Netflix.

Lo que hace Hannah Gadsby es romper con el esquema de la comedia, haciendo que el espectador pase por los mismos niveles de tensión por los que ha pasado ella.

Su rutina es muy aguda, potente e íntima, revelando experiencias traumáticas de su vida que no terminan necesariamente en un chiste.

Habla sobre homofobia, lesbianismo, marginalidad y feminismo, todo conectado por el rechazo y la violencia que ha sufrido toda su vida. Da para enojarse y pensar, pero también saca carcajadas.

Un imperdible tan aclamado que tiene un 100% de aprobación en Rotten Tomatoes.

Míralo acá.

Natalia Valdebenito: Gritona

Netflix ha puesto énfasis en expandirse con shows de stand up extranjeros. Encuentras varios de humor chileno, entre ellos está la famosa Gritona.

Es la rutina que Natalia Valdebenito estrenó en 2015 y sirvió como base para su inolvidable paso por el Festival de Viña del Mar en 2016.

Aunque ya la hayas visto en uno de los muchos shows que dio entre el 2015 y el 2016, vale la pena revivir Gritona. Básicamente es la misma rutina, pero en Netflix tiene algunas sorpresas extra y actualizaciones de lo que ha vivido Valdebenito después de Viña.

La rutina se destaca por ser feminista, con una Valdebenito que no teme a hablar sobre misoginia, igualdad de género y otros temas de contingencia.

Este especial fue grabado en el último show de la gira de Valdebenito, que se celebró en un Teatro Caupolicán repleto. Tuvo tanto éxito que luego grabó uno exclusivamente para Netflix, El especial.

Míralo acá.

Bo Burnham: Make Happy

Bo Burnham es uno de los casos de éxito que partió como un adolescente Youtuber, pasó directo a Comedy Central y terminó en Netflix con un especial aclamado por los críticos.

Como siempre, Burnham aprovecha el diseño escénico y la tecnología, combinado música, efectos de luces y sonidos para crear una atmósfera. Pero Make Happy -su tercer especial de stand up de Netflix- tiene una gran diferencia.

Se trata de un espectáculo mucho más oscuro. Desde el primer momento sabemos esto, con una voz advirtiendo a los espectadores que no deben reír “porque el mundo no es divertido”.

Su estilo es transgresor, muy lúcido y consciente sobre lo que pasa en el mundo, pero también extrañamente mundano y cotidiano. Se ríe hasta de los burritos con demasiados ingredientes, de su propia ansiedad y del público.

Y ojo que también es músico. El show se acompaña con música en vivo, chistes cantados y hasta una versión de Kanye West.

Míralo acá.

Ali Wong: Baby Cobra

En su primer especial de stand up de Netflix, la comediante se presenta el Winter Garden Theatre de Toronto con siete meses de embarazo. Muy embarazada y muy activa.

Es una rutina dirigida a principalmente a las mujeres, específicamente a las que son mamá. Por algo se lanzó en el Día de la Madre.

En ella, la actriz de Amerian Housewife habla sobre su vida sexual, sobre lo que odia de estar embarazada, los hombres asiáticos, lo difícil que es mantener una familia, las carreras laborales de las mujeres y el feminismo.

Su forma de hablar y expresiones son suficientes para hacer reír, que sumados a sus chistes irónicos significan carcajadas.

Míralo acá.

Hasan Minhaj: Homecoming King

Hasan Minhaj se basa en su propia experiencia en su primer especial de stand up de Netflix, en que comparte lo que vivió como hijo de indios musulmanes en California.

Homecoming King tuvo una excelente recepción de los críticos, que destacaron el talento de Minhaj para contar historias que conectan el humor y la tristeza en forma natural.

Se trata de una rutina muy humana. Habla sobre ser un niño de color en una ciudad blanca, el racismo, el bullying, la presión y el rechazo que sienten los hijos de inmigrantes.

A pesar de que cuenta varias historias muy tristes -como cuando su cita de graduación lo abandonó por un joven blanco debido a la presión de sus padres-, el especial no deja una sensación triste. Las risas alivianan todos los momentos que rompen el corazón.

Míralo acá.

Sarah Silverman: A Speck of Dust

Este especial marca el regreso de Sarah Silverman, una de las comediantes más famosas actualmente, después de la muerte de su madre y sus propios problemas graves de salud.

Vuelve con A Speck of Dust, un stand up en que recuerda que no tiene pelos en la lengua. Su rutina consiste en contar historias que ponen a su audiencia incómoda, en repetitivas ocasiones, e incluso llegar a ofenderla en ocasiones.

Incluso llega a los lugares donde nadie va, bromeando sobre situaciones prohibidas. Uno de ellos es la violación, tema de un chiste que Silverman consigue abordar de buena manera.

Tal como lo dice el trailer, en A Speck of Dust se habla sobre religión, aborto y sexo. Usa imágenes muy explícitas, tratando de explicar lo ridículas que son las políticas de género.

Este especial fue nominado al Premio Primetime Emmy por “mejor guión para un especial de variedades”.

Míralo acá.

The Standups

Si no quieres pegarte viendo un especial de casi una hora y media, dale una oportunidad a The Standups.

Es una serie de episodios de 30 minutos, perfecta para ver en tus tiempos libres… o comenzar una maratón.

Tiene dos temporadas de seis episodios cada una, presentando en total 12 rutinas cortas de 12 comediantes.

No son tan conocidos como los que solemos ver en Netflix, pero han hecho carrera. Lo interesante es que todos hacen diferentes estilos de comedia.

¿Uno recomendado? El tercer episodio de la segunda temporada, del comediante Kyle Kinane. En su rutina critica lo que se está viviendo en Estados Unidos -el “apocalipsis” de Trump-, pero reconoce que sigue con su vida cotidiana y rutinaria, burlándose de él mismo.

Míralo acá.

Seguir leyendo