La temporada 2 de Euphoria es una imparable montaña rusa de emociones

La temporada 2 de Euphoria es una imparable montaña rusa de emociones
Foto: HBO

A más de dos años de su debut, se estrenó el segundo ciclo de la serie protagonizada por Zendaya, que lleva a sus jóvenes protagonistas por tormentosas e inesperadas situaciones.

En 2019 se estrenó una de las series dramáticas recientes más elogiadas de HBO, Euphoria, la que retrata de forma hiper realista las vidas al límite de un grupo de adolescentes de los suburbios de East Higland.

Historias marcadas por los quiebres familiares, la soledad y la angustia, que en pantalla el espectador conoció gracias a la narración en off de su protagonista, Rue (Zendaya), una estudiante adicta a la drogas, en cuya existencia entró algo de luz tras conocer a Jules (Hunter Schafer), la nueva chica trans de la secundaria.

Su amistad y posterior romance fue uno de los ejes de los ocho episodios del primer ciclo, que se cerró con Jules tomando un tren hacia la ciudad y Rue parada en la estación desistiendo de escapar junto a ella en un viaje intempestivo planeado durante el baile de invierno de la escuela.

Poco después llegó la pandemia y las grabaciones de la segunda entrega se pospusieron. Pero para calmar la espera de sus seguidores -que son muchos- su director y creador Sam Levinson lanzó dos capítulos especiales, que serían una especie de puente entre las dos temporadas.

El primero estuvo dedicado a Rue, mientras que el segundo a su amiga, ambos ambientados en la Navidad.

Más de dos años después del debut de Euphoria llega a través de HBO el segundo ciclo de la serie, aunque en la pantalla para sus protagonistas solo pasaron unos pocos días.

Hacia una espiral de adicciones

Foto: HBO

El regreso de la producción de HBO se inicia en su primer epiosodio con otra fiesta, la de Año Nuevo, algunos días después de la despedida entre Rue y Jules.

Un festejo que nuevamente vuelve a condensar parte los ingredientes que marcaron su debut: amistad, confusión, desenfreno, sexo, romances tóxicos y hasta una violenta escena de desenlace.

Por supuesto que también hay drogas, con las que recae Rue luego de supuestos tres meses de sobriedad. Los que hizo creer a sus amigos, a su madre (Nina King) y su hermana pequeña, Gia (Storm Reid).

Pero los primeros sietes episodios de la temporada dos de Euphoria que la prensa pudo ver con anterioridad, muestran que la adolescente está lejos de desintoxicarse y cada vez se mete más en una espiral de adicciones que la llevan a otros niveles de peligrosidad.

La que la acerca, además, a nuevos personajes, como Elliot (interpretado por el cantante Dominic Fike), su nuevo compañero de andanzas, a quien conoce drogándose en la fiesta de Año Nuevo; pero que al mismo tiempo afecta aun más su relación con su familia y también con Jules.

De hecho, el romance entre ambas tiene menos importancia en los nuevos episodios, a pesar de que fue uno de los ganchos del debut de la serie.

De la rabia a la ansiedad

Foto: HBO

En cambio este regreso le dedica más a minutos otras tramas y personajes secundarios que ya eran interesantes y que merecían atención especial, como el dealer de Rue, Fezco (Angus Cloud), de quien en el episiodio se cuenta sus origenes como narcotraficante.

O Lexi (Maude Apatow), la tímida joven que siempre vivió a la sombra de su guapa hermana, Cassie (Sidney Sweeney), y quien revela sus inquietudes artísticas montando una obra escolar sobre la historia de sus amigos.

También se retoman el romance entre Kat (Barbie Ferreira) y Ethan (Austin Abrams), además de la tortuosa relación entre Maddie (Alexa Demie) y Nate (Jacob Elordi), la que había terminado y que ahora vira hacia un inesperado triángulo amoroso.

Por cierto este último, el violento jugador de fútbol americano que atormentó las existencias de Rue y Jules, tiene menos protagonismo en este regreso y, en cambio, gana más espacio el drama de su padre, Cal (Eric Dane), y su homesexualidad reprimida.

Así, las historias rotas de estos personajes, que se entrelazan con el calvario de adicciones de Rue, suben al espectador a una montaña rusa de emociones que no tiene freno, que va desde la rabia a la ansiedad, pasando por las frustraciones, el medio y la angustia.

Un viaje de subida y bajada que subraya la calidad de las actuaciones, donde sobresale nuevamente Zendaya, quien ya ganó un Emmy por su papel en la serie, además de la estilizada apuesta narrativa de Levinson.

Y aunque esta segunda temporada de Euphoria pierde en impacto respecto a la primera, gana en profundidad, intensidad y oscuridad, dejando con ganas de más.

Ver en HBO Max

Tras el debut de primer episodio, los restantes se estrenarán cada domingo por HBO y luego estarán disponibles también en la plataforma HBO Max.

Seguir leyendo