Por Loreto Gatica ¿Puede haber algo más perfecto que la combinación de caldo, fideos y chancho? Difícil. Le hablamos del Ramen. Ese maravilloso caldo humeante, que es la versión japonesa de la sopa de fideos chinos. Contundente y sabrosa hasta decir basta. Aquí algunas opciones para probarla. Temple, oda al Ramen Está en el segundo […]

Por Loreto Gatica

¿Puede haber algo más perfecto que la combinación de caldo, fideos y chancho? Difícil. Le hablamos del Ramen. Ese maravilloso caldo humeante, que es la versión japonesa de la sopa de fideos chinos. Contundente y sabrosa hasta decir basta. Aquí algunas opciones para probarla.

Temple, oda al Ramen
Restaurante Temple-26

Está en el segundo piso del Hotel Continental y es, efectivamente, el templo del Ramen. Un restaurante a cargo de Minsu Bang, el chef coreano, de padre coreano y madre japonesa, que para sus preparaciones compra especialmente los fideos a una señora que los hace a mano en Puerto Montt. El sabor lo vale. El resto es un caldo que se cuece lentamente, cosa que no llegue al hervor y guarde hasta la última gota de sabor. Pruebe la “shoyu ramen” ($ 10.200), un imperdible con trozos de panza de cerdo picante, espinacas, dientes de dragón y un huevo pochado. Tentación pura.

DONDE: Av. Vitacura 2861
TELEFONO: 223942463
HORARIO: Lu. a do., 12.30 PM a 11.30 PM
ESTACIONAMIENTO: Por Av. Vitacura 2887, $ 1.800 la hora.

República Nikkei, el hit del centro
República Nikkei-11

Está en Merced, más allá de José Miguel de la Barra, el sector que es famoso por sus picadas, pequeños restaurantes con muy buenos precios. Con una fachada similar a la de una fuente de soda pero con sabores peruano–japoneses. De hecho, detrás está José Ozaki, el conocido chef nikkei que tiene entre sus títulos el de mejor cocina extranjera según el Círculo de Cronistas Gastronómicos en 2016. Aquí el Ramen lo encuentra en dos versiones, una “súper” ($ 5.600) con wakame, -el alga japonesa-, chancho, pollo, pasta y huevo. Además de otra sin chanchito, sólo pollo ($ 4.200). Especial para que le vuelve el alma al cuerpo y decirle adiós al frío.

DONDE: Merced 571
TELEFONO: 9.92008408
HORARIO: Lu. a sá., 1 PM a 10.45 PM. Do., 1 PM a 5 PM
ESTACIONAMIENTO: Merced 317, $ 2.100 la hora.

Goemon, la joyita japonesa

Está sobre Manuel Montt, entre Av. Providencia y Nueva Providencia, y es una verdadera joyita para los adictos a la comida japonesa. Pregunte por “Patricio” si no entiende algo de la carta, el garzón es una verdadera institución dentro del local y maneja al dedillo cada plato. Aquí el Ramen lo puede probar en versiones como a la soya o sal de mar, aunque la base es la misma: un bowl humeante con un caldo sustancioso, con fideos caseros, arrollado de chancho, huevo duro y cebollín ($ 7.000), maravilloso. Ojo que a la hora de almuerzo se acompaña de hana sésamo, cuatro bocados o rolls, de salmón y palta.

DONDE: Av. Manuel Montt 38
TELEFONO: 222351714
HORARIO: Lu. a sá., 12.30 PM a 2.45 PM y de 7 PM a 10.45 PM
ESTACIOINAMIENTO: Nva. Providencia 1.360, $ 1.200 la hora.

La revolución de Café Bovary
Café Bovary

Es uno de los secretos mejor guardados de Providencia. Café Bovary es un café de barrio ubicado hace 15 años justo en la esquina de Julio Prado con Los Jesuitas. Conocido por una pastelería buenísima como la torta “napoleón”, de panqueques con nuez y manjar ($ 2.500). Hasta ahora. Porque hace unos meses a este café llegó un nuevo chef, Vicente Larraín, que mano tiene. Con decirle que trabajó en el Europeo, el restaurante de mantel largo de Alonso de Córdova.

Lo que ofrece aquí son platos riquísimos, de muy buena factura dentro de un menú diario. Lo mejor de todo, el plato no supera los $ 5.000, y vienen acompañados de un pan de masa madre que no se puede perder. Ojo que para el almuerzo de los sábados, fijo hay Ramen ($4.600). Se trata de un caldo base hecho a partir de chancho, con panza de chancho, arroz, soya y salsa de ostras. Tan buena que va a querer volver a ir.

DONDE: Julio Prado 1242
HORARIO: 222257147
PRECIO: Lu. a vi., 8 AM a 8 PM. Sá., 10 AM a 8 PM
ESTACIONAMIENTO: En calles aledañas, gratis.