BunSik: la nueva picada de comida callejera coreana de Patronato

BunSik: la nueva picada de comida callejera coreana de Patronato
Foto: Valentina Miranda Vega

BunSik es un término coreano que se refiere a la comida callejera y que significa "hecho de harina". Aunque esta nueva picada de Patronato es mucho más que eso.

BunSik es una gran barra, bonita y con cocina a la vista, que acaba de abrir en la calle Río de Janeiro , en pleno barrio Patronato.

Se llama así porque es el término que se usa en Corea para la cocina callejera. De hecho, quiere decir”comida hecha con harina”.

Aunque si viste Street Food, esa maravilla de serie documental de Netflix sobre la cocina callejera en Asia, de seguro sabes que se trata de mucho más que eso.

Lo que encuentras en BunSik, es una cocina a la vista, con un menú que se anuncia en un cartel, cosa de que pagues, esperes por tu plato y luego te sientes en alguna de las barras disponibles a probarlo.

Lo que no te puedes perder en BunSik

Foto: Valentina Miranda Vega

En BunSik probablemente lo primero que llame tu atención son los opciones en tempura, es decir, que se  rebozan en una capa de harina delgada para luego freírlos.

De estos uno buenísimo es el “kimari” ($ 800), con pasta y vegetales. Una delicia.

También el “crocket” ($ 1.500), que es literalmente una bola rellena de papa y choclo, muy sabrosa.

Foto: Valentina Miranda Vega

Otro imperdible es el “tteokbokki” ($ 4.000), un caldo concentrado y picante, que viene con un huevo, masas de pescado y de arroz, como los dok bok ki, los ñoquis de arroz de Benjamín Nast en DeCalle, otro imperdible de la cocina callejera asiática.

El resultado es un plato que no puede más de sabroso, aunque -te lo advertimos- pica.

En BunSik también puedes pedir “ramen” (3.500), sopa que acá tiene un toque picante, una buena cantidad de pasta, huevo de suave yema y verduras.

BunSik

BunSik

Dirección

Rio de Janeiro 367
Santiago, Región Metropolitana Chile

Abrir en Google Maps

Teléfono

Horario

Lunes a sábado 12 PM a 7 PM

Estacionamiento

Por calles aledañas, con propina

 

Seguir leyendo