Si eres fan de la arquitectura y de la decoración de interiores, ojo con The world's most extraordinary homes, programa de Netflix con extravagantes casas.

Por:
Junio 18, 2018

La serie documental The world’s most extraordinary homes fue producida el año pasado por la señal 2 de la BBC, pero este año llegó también a Netflix para alegría de aquellos que siempre andan en búsqueda de rarezas en esta plataforma de streaming.

El programa es como si de pronto una revista de decoración tomara vida, para que los fans de la arquitectura y la decoración de interiores gocen al máximo.

Lo de rareza viene porque en sus cuatro capítulos -cada uno de una hora- el programa presenta casas curiosas, llamativas, construidas con materiales únicos o en lugares imposibles, extremos.

Ojo con el capítulo uno, en que aparece una casa hecha en la zona montañosa de Santa Mónica, California, hasta donde su dueña llevó, con la ayuda de helicópteros y grúas, el ala de un avión 747 que es parte de la techumbre de su hogar.

En el último episodio, sorpréndase con una villa frente al mar, en la isla de Antiparos (Grecia), que apenas se deja ver hundida en una colina, pero que resplandece y tiene una vista inmejorable del océano desde todas sus habitaciones.

Chispa y seriedad en partes iguales

Lo otro bastante único de esta producción son sus presentadores, una dupla poco común, pero que le da un toque entretenido. Se trata de Caroline Quentin, una simpática, entusiasta y parlanchina actriz británica que comenta con picardía lo que sus ojos ávidos van observando.

A su lado está Piers Taylor, un reputado arquitecto que le da un punto de vista más experto y concienzudo al programa. Así, ambos logran el perfecto equilibrio entre diversión e información.

Lo entretenido es que los dueños de casa les entregan las llaves a los presentadores, para que estos incluso vivan ahí un par de días y así conozcan todos los secretos del lugar y se los muestren al público.

¿Te convenciste? Entonces mírala en Netflix dando click acá.